Sharing is caring!

Desde las 21.30, en la «Bombonera», el equipo dirigido por Miguel Angel Russo recibe al conjunto venezolano, en un choque correspondiente al Grupo H del torneo continental.

Boca Juniors, el primer equipo argentino en clasificarse para los octavos de final de la Copa Libertadores de América, recibirá este jueves a Caracas, de Venezuela, en el encuentro por la sexta y última fecha del Grupo H.

El partido se jugará a partir de las 21.30 en la «Bombonera», a puertas cerradas para el público a raíz de la pandemia de coronavirus, con el arbitraje del uruguayo Christian Ferreyra y televisación de la señal ESPN.

El equipo «Xeneize» tiene 11 puntos y se adjudicó el grupo en forma invicta, por encima de Caracas y Libertad, de Paraguay, ambos con 7 unidades, y último quedó el Deportivo Independiente de Medellín (DIM), con 3 y eliminado.

El entrenador de Boca, Miguel Ángel Russo, retocará la formación en relación a los que jugaron el 29 de septiembre pasado, también en La Boca, en el empate cero a cero con Libertad.

Las modificaciones que hará Russo serán los ingresos de Nicolás Capaldo por Jorman Campuzano, Julio Buffarini por Leonardo Jara y Edwin Cardona por Agustín Obando.

El promisorio juvenil Capaldo reemplazará a una de las figuras de Boca, el colombiano Campuzano, a quien Russo preservará porque tiene dos tarjetas amarillas y de sumar otra se perderá el cruce de ida de los octavos de final, que se sortearán en Luque, Paraguay, el viernes al mediodía.

El cordobés Buffarini recuperará su lugar en la defensa luego de haber dejado atrás un desgarro y el colombiano Cardona será titular por primera vez desde que regresó a Boca para cumplir una función a la que Russo le está buscando un dueño, luego de la decisión de no contar con Sebastián Villa, figura del equipo campeón de la Liga argentina en marzo pasado y ahora marginado hasta que se resuelva su situación judicial, ya que está acusado de violencia de género por su ex pareja.

Cardona intentará asociarse en le generación de juego con Guillermo «Pol» Fernández, para abastecer al capitán Carlos Tevez, a Eduardo «Toto» Salvio en su nuevo versión goleadora y a Franco Soldano, de gran despliegue para el equipo pero con escasa presencia en las redes adversarias.

En el banco de suplentes estarán los cordobeses Ramón «Wanchope» Abila y Gonzalo Maroni, recuperados de sendas lesiones musculares y a disposición de Russo.

Caracas, por su parte, necesita un triunfo o un mejor resultado que Libertad, que se medirá también desde las 21.30 en Asunción con el DIM, para avanzar a los octavos de final, caso contrario se clasificará como tercero a la Copa Sudamericana.

El equipo venezolano no contará con el defensor Sandro Notaroberto, expulsado en la fecha pasada ante el DIM, y en su lugar hay dos candidatos para ocupar el puesto: René Rivas o Luis Casiani.

El partido dependerá de la propuesta de Boca, que le da importancia al compromiso debido a que luego de más de seis meses sin actividad por la pandemia está en la búsqueda de su mejor nivel, el que le permitió alcanzar el título local, para afrontar mejor los octavos de final de la Libertadores, que es su gran objetivo.