Internacionales

COVID: Promesa en pos de la vacuna correcta

Sharing is caring!

EPA/RDIF

Nueve compañías biofarmacéuticas, a pesar de la fuerte presión del presidente estadounidense, Donald Trump, para tener una vacuna lista antes de las elecciones del 3 de noviembre, firmaron un compromiso conjunto para mantener «altos estándares éticos», lo que sugiere que no buscarán la aprobación gubernamental prematura para las vacunas del Covid-19.

«Nosotros, las empresas biofarmacéuticas abajo firmantes, queremos dejar en claro nuestro compromiso continuo de desarrollar y probar posibles vacunas para el Covid-19 de acuerdo con altos estándares éticos y principios científicos sólidos», se lee en el compromiso que se dio a conocer hoy.

Las empresas que firmaron el compromiso incluyen a AstraZeneca, BioNTech, Moderna, Pfizer, Novavax, Sanofi, GlaxoSmithKline, Johnson & Johnson y Merck.

La promesa de las compañías se produce en un momento en que el presidente Trump viene presionando reiteradamente para que se establezca un cronograma rápido para la realización de una vacuna, inclusive haciendo referencia al día de las elecciones en noviembre.

«(Se) va a hacer en un período de tiempo muy corto, incluso podría realizarse durante el mes de octubre», aseguró el mandatario en una conferencia de prensa el lunes. «Tendremos la vacuna pronto, tal vez antes de una fecha especial. Ya sabes de qué fecha estoy hablando».

El 6 de agosto pasado, Trump dijo que era «optimista» que una vacuna estaría lista para el 3 de noviembre, día de las elecciones.

El compromiso también se produce aproximadamente una semana después de que el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, el Doctor Stephen Hahn, apuntó en una entrevista con el Financial Times que la agencia podría considerar la autorización o aprobación del uso de emergencia de una vacuna para el Covid-19 antes de que se completen los ensayos críticos de Fase 3.

Las nueve compañías escribieron hoy que se comprometen a «enviar para aprobación o autorización de uso de emergencia solo después de demostrar la seguridad y eficacia de las vacunas a través de un estudio clínico de fase 3, que está diseñado y realizado para cumplir con los requisitos de las autoridades reguladoras expertas».

Pfizer y Moderna tienen vacunas en ensayos clínicos de fase 3 en Estados Unidos, mientras que Johnson & Johnson se está preparando para comenzar uno.

Los fabricantes de vacunas buscan inscribir al menos a 30.000 voluntarios para que puedan saber si la vacuna es realmente segura y protege a las personas de la infección.

Los desarrolladores de vacunas involucrados en el compromiso de mantener altos estándares éticos para las vacunas sintieron la necesidad de reiterar su compromiso con los altos estándares éticos y procesos científicos, mencionó hoy el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en el programa Today de NBC News.

«Con la creciente preocupación del público sobre los procesos que estamos utilizando para desarrollar estas vacunas y, lo que es más importante, los procesos que se utilizarán para evaluar estas vacunas, lo vimos como fundamental salir y reiterar nuestro compromiso de que desarrollaremos nuestros productos, nuestras vacunas, utilizando los más altos estándares éticos y los procesos más científicos rigurosos», subrayó Bourla. (ANSA).