Sharing is caring!

El hecho se dio en el terraplén de Av. 59 y Ruta 228, donde los pasajeros se bajaron de un remís proveniente de Olavarría, ciudad con circulación viral, e intentaban tomar un transbordo en un remís de Necochea a escondidas. Tantos los pasajeros como el remisero fueron aislados y la comuna efectuó la denuncia del caso ante la Jefatura Distrital.

Durante los operativos de control que realiza la Municipalidad en conjunto con las fuerzas de seguridad en los principales accesos a la ciudad, se detectó en las últimas horas que pasajeros que venían de Olavarría en un vehículo intentaban hacer un transbordo a escondidas hacia Necochea en el terraplén de Av. 59 y Ruta 228.

Hacia allí se dirigió un remís de una empresa local, el cual habían contratado una mujer mayor y otra pasajera, quienes intentaban ingresar a la ciudad para ir a la casa de un familiar en Quequén, con el dato no menor de que en Olavarría aún hay más de 40 casos positivos activos de coronavirus.

Por tal motivo, desde la órbita municipal de Políticas de Seguridad Pública, a cargo de Héctor Giglio, y luego de la actuación de los inspectores municipales y los agentes de seguridad en la zona de dicho terraplén, se efectuó la denuncia pertinente ante la Jefatura Distrital local, donde se dio cuenta detalladamente del caso.

Asimismo, en el marco de cuarentena que se atraviesa por la pandemia de coronavirus, tanto las mujeres provenientes de una ciudad con circulación viral como es Olavarría, como el chofer del remís, fueron puestos en aislamiento obligatorio.