Sharing is caring!

A partir de las declaraciones del  intendente Arturo Rojas en la conferencia de prensa  realizada este martes, se comienza a analizar la conformación de una sociedad mixta público-privada para el manejo de recolección y manejo final de la basura.

La situación planteada por el pedido del pago de 600 millones de pesos por parte de la empresa Realisa, aceleró la decisión de este proyecto.

Aunque la recolección de residuos ha tenido una actividad aceptable, el manejo  final de los residuos es un problema irresuelto desde hace muchas décadas que además incumple leyes provinciales y nacionales que prohíben los basurales a cielo abierto.

Las próximas movidas serán seguramente lograr un acuerdo con la empresa en un primer paso, para luego llegar a construir las bases de un manejo más acorde con los tiempos actuales.

Debemos apuntar que en varios distritos de la zona el manejo final de la basura se realiza más cercano a las especificaciones de las leyes y las recomendaciones de distintos organismos internacionales.