Sharing is caring!

El Gobernador bonaerense, junto a intendentes, encabezó la actividad en la que anunció un programa para beneficiar a más de 275 mil estudiantes y obras en 752 escuelas de toda la provincia. “Para que nadie más vuelva a decir que en la escuela pública alguien se cae», expresó Kicillof.

El gobernador Axel Kicillof lanzó el programa «Escuelas a la Obras» con el objetivo de comenzar a resolver la crítica situación de la infraestructura escolar en la provincia de Buenos Aires. El anuncio se dio este lunes en una escuela de Merlo, con la presencia de intendentes de distintos colores políticos para terminar de darle forma a la iniciativa.

El acto, además de la presencia del mandatario provincial, tuvo la participación de la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, alcaldes bonaerenses y el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

Luego de la palabra del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y del ministro de Educación, el gobernador de la provincia tomó la palabra y aseguró que su gobierno viene a «saldar la deuda con los bonaerenses en materia educativa». El encuentro tuvo, además, la presencia de los familiares de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, fallecidos en una explosión en una escuela de Moreno.

«Encontramos 243 obras con ejecución interrumpida y en diferentes situaciones judiciales. Con respecto a estar obras, algunas datan de 2014 y 2015. Nos hemos encontrado con estos esqueletos comenzados de jardines y escuelas. De manera progresivas y sistemática, nos proponemos finalizar todas las obras iniciadas», anticipó Kicillof.

Después, haciendo un paralelismo con la deuda que mantiene el gobierno bonaerense con acreedores y bonistas, el mandatario dijo que «el gobierno de la provincia de Buenos Aires viene a saldar la deuda con los bonaerenses en materia educativa».

«Es obligación del gobierno de la provincia tener las escuelas en condiciones y seguridad», dijo y aseguró que el gobierno se prepara a reparar las «752 escuelas que tienen obras prioritarias y están en riesgo edilicio”.

Kicillof sinceró que la tarea «excede por varias cuestiones» a las herramientas que brinda la provincia, por eso agradeció la «ayuda y acompañamiento que está dando la Nación».

En otro punto, el gobernador dio un anuncio respecto a la participación de los movimientos sociales en el mega proyecto de obras escolares de toda la provincia. “También va a haber un componente con trabajadores de Economía Popular: se van a sumar en tareas de pintura y reparaciones para que los chicos puedan iniciar las clases con las escuelas en condiciones”, explicó.

“Para que nadie más vuelva a decir que en la escuela pública ´alguien se cae´. Es lo que nos levanta, nos impulsa, nos salva la vida. Queremos recuperar no solo los edificios, sino el lugar prioritario que debe tener la educación en la provincia de Buenos Aires”, cerró el exministro de Economía.

Por su parte, el ministro de Educación Nicolás Trotta puntualizó en cómo el presupuesto nacional para el área se fue reduciendo desde la llega del macrismo al poder y aseguró que la Paritaria nacional docente pretende «transitar un gran acuerdo argentino».

«Estamos aquí para reconocer a nuestros intendentes, que en los momentos en que en la Argentina donde se rompieron acuerdos, dijeron presentes para suplantar la ausencia del Estado Nacional y Provicial», dijo Trotta.

«En el 2005 se trazó un horizonte en invertir el 6 por ciento de nuestra riqueza en educación, eso se logró recién en el año 2015 cuando por primera vez se superó, pero a partir de ese momento de esfuerzo, empezamos a retroceder al 4,8 por ciento. Es ahí donde podemos comprobar que si no sostenemos los consensos, nuestra escuela no puede dar la respuesta necesaria al océano de desigualdad», cerró.

LAS ETAPAS DEL PLAN DE INFRAESTRUCTURA ESCOLAR

A pesar de que ya comenzaron a realizarse obras en diferentes establecimientos educativos del territorio bonaerense, el anuncio sirve para darle respaldo político a una de las prioridades que se propuso el nuevo gobierno. La gestión de María Eugenia Vidal quedó marcada por graves episodios producto de la desidia en materia de infraestructura educativa y Kicillof apuesta a revertir la situación

En ese marco, desde el Gobierno indicaron que, en una primera etapa, realizarán obras en más de 700 escuelas con riesgo de inicio del ciclo lectivo 2020. A su vez, tendrá una inversión inicial de más de 800 millones de pesos provenientes de fondos provinciales y del Fondo Educativo, y beneficiará a más de 275 mil estudiantes bonaerenses y 21 mil docentes y auxiliares.

Los trabajos, que se llevarán adelante conjuntamente entre el gobierno provincial y los municipios, apuntan a la reconstrucción de techos, sanitarios, instalaciones eléctricas, de gas, y agua potable, como también trabajos de pintura y reparaciones estructurales.

Al mismo tiempo, trabajan para la reactivación progresiva de más de 243 obras que se encuentran actualmente abandonadas o paralizadas y para el desarrollo de nuevas obras.

El programa «Escuelas a la Obra» está implementando una planificación integral y participativa para priorizar las obras de las comunidades educativas que poseen falta de vacantes disponibles, superpoblación escolar y establecimientos que necesitan readecuar sus instalaciones para llevar adelante sus proyectos educativos.

También, desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, se desarrolla un sistema informatizado que permitirá monitorear de forma continua y permanente el estado de todos los edificios escolares.

Dicha iniciativa, que será de acceso público, brindará la posibilidad de contar con información sistematizada, completa, y actualizada del estado de los edificios educativos. Esto le permitirá al estado provincial actuar, intervenir y mantener, en tiempo y forma, el estado de las escuelas, a través de alertas tempranas, y tener un seguimiento pormenorizado de las obras.