lunes, julio 15, 2024

Internacionales

Acusan a Dilma de «muchos delitos de responsabilidad»

Sharing is caring!

La abogada Janaina Paschoal, a cargo de la acusación contra Dilma Rousseff, afirmó hoy, en la fase final del impeachment, que la presidenta suspendida de Brasil no es honesta, lo que desató una nueva polémica en el recinto del Senado.

La abogada Paschoal explicó que su intención no es juzgar la moral privada de Rousseff, pero sí analizar sus «actos de gobierno» en los que «se cometieron muchos delitos de responsabilidad» de Estado, por los que se le abrió el impeachment.

En esa línea argumental sostuvo que Rousseff, en su carácter de Jefa de Estado, es responsable por «todas irregularidades» que se cometieron durante su mandato.

«No me parece honesto que se le diga al pueblo que hay dinero disponible para los programas sociales cuando ya se sabía que no había recursos», afirmó la doctora Paschoal.

Así la abogada reforzó su planteo de que la mandataria utilizó fondos públicos con «fines electorales» en 2014, el año en que fue reelecta para un segundo mandato que debería concluir en 2018, pero probablemente finalizará este miércoles con la condena en el Senado.

La manipulación de las cuentas públicas y el financiamiento ilegal del Plan Safra, de fomento a la agricultura, son los dos pilares de la acusación.

Janaina Paschoal y su colega, Miguel Reale Junior, expusieron durante casi dos horas hoy en el alegato final del proceso contra Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT).

Las actividades de Senado comenzaron hoy a las 10.30 (13.30) , más tarde de lo habitual debido a la maratónica sesión del lunes, que se extendió por 14 horas, cuando Rousseff presentó su alegato de defensa en persona y aseguró no haber violado las leyes de Responsabilidad Fiscal y Presupuesto.

Conocida por su estilo emocional la abogada Paschoal dijo que ella se siente imbuida de una responsabilidad histórica, al denunciar a Rousseff.

Confesó Paschoal estar «emocionada» al ver como las movilizaciones masivas de los últimos meses permitieron abrir un proceso a Rousseff.

«Sinceramente creo que fue Dios quien hizo posible que muchas personas percibieran al mismo tiempo lo que estaba ocurriendo en nuestro país y tuvieron el coraje de levantarse», sostuvo Paschoal.

Por su parte, su colega Miguel Reale Junior deploró la «corrupción» durante el gobierno de Dilma Rousseff y en las otras administraciones del PT, que comenzaron en 2003 con el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

«Se apropiaron del Estado, de las empresas públicas» con el fin de enriquecerse e imponer la lógica de los «malandros» (tramposos, ndr), aseveró Reale Junior.

Seguidamente hizo mención a los escándalos de corrupción que afectaron a empresas estatales como Eletrobras y Petrobras.

El abogado refutó el argumento dado ayer por Rousseff quien dijo ser víctima de «un golpe de Estado» para permitir la instalación de un «gobierno usurpador» a cargo del actual mandatario interino Michel Temer.

Al contrario de lo que dice Rousseff, en Brasil «no hubo ningún golpe» y , en cambio, se demostró que «las instituciones funcionan perfectamente», sostuvo Reale Junior.

«Estamos dando una demostración de democracia al mundo, un proceso como éste, que lleva 9 meses, se llevó adelante sin que nadie haya sufrido limitación alguna de sus derechos» apuntó Reale Junior.

«Llegó el momento del cambio de mentalidad de Brasil», subrayó el abogado de la parte acusadora.

Luego de la exposición de Paschoal y Reale, fue el turno del abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, quien rebatió las denuncias sobre la falta de honestidad de su defendida.

«Si hay una persona íntegra en el sistema político corrompido hasta la médula, ella es Dilma Rousseff» enfatizó Cardozo.

«Me duele escuchar lo que se dijo acá, no es justo que se diga lo que se dijo de Rousseff, quieren condenarla condénenla, pero no digan que no es digna», abundó Cardozo. (ANSA).