Castelli, Locales, Opinión

EDITORIAL: Los apolíticos y la justicia

Sharing is caring!

Por Horacio Castelli

En los últimos tiempos a nivel nacional y en Necochea, algunos políticos han decidido no hacerse responsables de sus obligaciones.

En lugar de buscar el consenso, han decidido enviar a la justicia sus diferencias.

Una falta de respeto a sus obligaciones, a sus responsabilidades y demostrando que pueden ser muchas cosas menos políticos.

Los legisladores que no logran que las leyes que impulsan el gobierno o el bloque mayoritario sean rechazadas, acuden a la justicia.

En Necochea, el gobierno municipal interino decide judicializar cada tema que no puede resolver dentro de la política.

La política fue creada y se fue alimentando de personas que dedicaron su vida al consenso, a la discusión y al entendimiento, para lograr como fin absoluto el “bien común”.

Sin embargo, ya son varios los políticos que han decidido dejar de lado sus responsabilidades y entregarle a otro poder de la democracia (la Justicia), el arbitraje de las discusiones.

El poder político debe y tiene la obligación de buscar lo mejor para la mayoría de los habitantes, en todo caso son los ciudadanos los que deben recurrir a la justicia cuando sienten que el estado avasalla sus derechos… no al revés.

La decisión de los políticos de recurrir a la justicia cada vez que no logran salirse con la suya, es como el nene caprichoso que pide ayuda a su papá.

Así es imposible crecer y madurar, y eso es lo que está pasando con la clase política en su mayoría, no maduran como dirigentes y apelan a un tercero cuando dentro de la discusión política, pierden.

Los legisladores deberían que tener en cuenta más que nadie, que la conformación de las Cámaras no es por decreto, ni antojadiza.

El voto popular es el que define su integración y lo que allí se decide es el espejo de la decisión popular lograda democráticamente.

Si no, el famoso pedido de la separación de poderes se proclama, pero no se ejerce. Es esquizofrénica la actitud de la actual oposición; se queja de la decisión de las mayorías y piden más democracia.

Por el lado de los políticos necochenses tiene otra explicación, ya que muchos de los que hoy apelan a la justicia en lugar de utilizar el diálogo y el consenso para convencer y acercar a las partes, hacen todo lo contrario y encima no asumen sus responsabilidades y errores.

En Necochea desde hace al menos 12 años que se conformó una “Coalición” entre sectores de la política, algunos empresarios y comunicadores sociales que decidieron utilizar los lugares que cada uno poseía para lograr negociados personales.

Con la llegada de nuevos políticos que rompieron este negociado, más el hartazgo de la comunidad, ya no pueden hacer lo que quieran y no encuentran otra manera de atacar, que judicializar los conflictos.

Lo más lamentable lo hemos vivido con la ya increíble discusión por la instalación de una cancha de hockey de césped sintético.

La Administración municipal “escondió” el expediente durante más de cinco meses y luego intentó apurar la aprobación en solo dos días y tomando como rehén al propio Concejo Deliberante.

Luego, decidió que los vecinos se pelearan entre ellos sobre la ubicación de la cancha, cuando es responsabilidad del Ejecutivo decidir el lugar.

Algunos políticos de hoy, son tan inmaduros que prefieren dejar en manos de otros la decisión de las discusiones que los mismos deben dar de cara a su responsabilidad.