Agro, Nacionales

AGRO: El paro volvió a fracasar y acentuó la crisis de la mesa de enlace

Sharing is caring!

Los reproches y cuestionamientos a los directivos de la Mesa de Enlace son inevitables. ¿Era necesario llamar a un cese de comercialización en todo el país tras las inundaciones en Buenos Aires y Santa Fe y el derrumbe en el precio internacional de la soja?

El razonamiento que hay por estas horas en los pasillos del sector agropecuario es simple. Veamos: el último cese de comercialización realizado en marzo pasado fue un fracaso y, tal como tituló LPO en su momento, evidenció una rebelión de los productores contra sus propios dirigentes.

En cambio, una protesta genuina que se llevó a cabo el pasado 17 de julio -a siete años del voto «no positivo» de Julio Cobos- movilizó a miles de productores en más de 70 localidades del interior del país que manifestaron su descontento por las políticas del Gobierno nacional.

Pero en esta oportunidad, para muchos, Luis Miguel Etchevehere (Sociedad Rural), Rubén Ferrero (CRA) y Egidio Mailland (Coninagro) volvieron a caer en el error estratégico y político de convocar a los productores a no comercializar desde el lunes pasado hasta este viernes.

En este sentido, según un relevamiento realizado por este medio, dicha medida de fuerza no tuvo el acatamiento que esperaban los dirigentes rurales antes de la convocatoria y mucho menos en comparación con anteriores ceses de comercialización de otras épocas que resultaban totales.

Si bien las operaciones de compra/venta de hacienda en el Mercado de Liniers no fueron significativas, lo cierto es que durante la presente semana se comercializaron un total de 6000 cabezas en la plaza porteña (de hecho, hoy viernes se vendieron 1700 animales).

Se trata de un número muy inferior al promedio semanal que se suele ubicar entre 25.000 y 30.000 cabezas. Pero para los consignatarios que operan en Liniers es un buen número de ventas teniendo en cuenta que se registró en medio de un paro agropecuario nacional.

Además, un dato clave para entender lo que ocurrió en estos días en lo que es considerado la vidriera de los paros agropecuarios, el viernes pasado en el Mercado de Liniers los productores se anticiparon a la medida de fuerza y enviaron el récord de 18.700 cabezas en un sólo día.

Por su parte, en los puertos de la zona de influencia de Rosario ingresaron el lunes -durante el primer día de paro- unos 3285 camiones, según datos de Williams Entregas, al tiempo que el jueves esa cifra cayó a 1295 vehículos (hubo un cumplimiento parcial del paro).

En la zona de Bahía Blanca, según datos de la Bolsa de Cereales, el promedio diario de ingresos de camiones se ubicó en 427, apenas un 12% por debajo respecto al de la semana pasada, mientras que se completaron exportaciones por 75.000 toneladas entre soja, trigo, maíz, cebada y girasol.

Por su lado, en la plataforma oficial «Sio Granos» se registraron el miércoles operaciones de venta de granos por un total de 108.482 toneladas, de las cuales 53.440 y 39.639 toneladas corresponden a soja y maíz, respectivamente.

Estos movimientos en la venta de granos fueron interpretados por algunos dirigentes del sector que adhirieron al paro como una traición por parte de la cooperativa Agricultores Federados Argentinos (AFA) que comercializó productos agrícolas como si nada hubiera ocurrido.

Es que AFA está vinculada a Federación Agraria (FAA) y, al igual que la entidad, la cooperativa le dio la espalda a la Mesa de Enlace. «Desconocen la realidad que soportan los productores», dispararon en la Sociedad Rural de Rosario a AFA. En la misma línea, Rubén Ferrero, le reclamó a Príncipe que «escuche a sus bases y se sume al reclamo».

Para colmo, el paro de la Mesa de Enlace se dio justo en la semana en la cual FAA organizó un foro sobre políticas públicas diferenciadas que reunió a cuatro de los seis candidatos a presidente (Mauricio Macri, Daniel Scioli, Sergio Massa y Margarita Stolbizer).

Este punto no fue menor. El éxito del encuentro político de FAA dejó muy bien parado a Omar Príncipe (un enemigo público de la Mesa de Enlace), quien se aseguró de esta manera su reelección al frente de la entidad federada al menos por un año más.

Como sea, en donde más se sintió el paro fue en la provincia de Salta. Allí los productores organizaron este viernes una caravana al Monumento a Guemes, situación que obligó al propio gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, a reconocer que la crisis del agro «es muy grave».