Sharing is caring!

En la sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Necochea realizada este jueves 25 de septiembre utilizó la Banca Abierta el Colegio de Trabajadores Sociales de Necochea, para dar a conocer la grave situación de grupos familiares en el distrito.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=uQN3JvpZZmU&list=UUGWe7mxCJ3yz4dmLSdHWiKg[/youtube]

A continuación el documento completo leído en la oportunidad:

El Colegio de Trabajadores Sociales de la ciudad de Necochea, toma en este acto  la representatividad de los colegas que se desempeñan en distintas órbitas del  Estado Municipal, y adhiere a los contenidos manifiestos  en el presente documento:  Consideramos de relevancia poner en conocimiento de la opinión pública en general y de este concejo deliberante en particular, la grave situación que atraviesan los grupos familiares de nuestro territorio, aportes recuperados desde las propias demandas presentadas por la población en condiciones de mayor vulnerabilidad psicosocial ubicada por debajo, de lo que actualmente se considera índice de indigencia y línea de pobreza del Distrito de Necochea, resultado de la falta de diseño, planificación y ejecución  en relación a las políticas públicas y en los dispositivos de asistencia –  instrumentos esenciales para la implementación de las políticas sociales , entre ellos mencionamos:

         Políticas habitacionales.

         Políticas de atención a la infancia y adolescencia en situación de vulnerabilidad social.

         Políticas de gestión y asignación de recursos (humanos, materiales, económicos, servicios públicos).

         Atención a problemáticas emergentes tales como adicción, violencia familiar e institucional , personas en situación de calle y abuso sexual infantil.

            La situación habitacional se encuentra asociada a la calidad de vida de las personas, donde su privación está determinada por situaciones de precariedad a partir de la segregación espacial de la pobreza, con pocos o nulos servicios instalados y deficientes condiciones para su acceso.

            El problema se profundiza en nuestro distrito, porque si bien es responsabilidad del Estado Nacional y Provincial quien genera mayor desigualdad  en el acceso a una vivienda digna, es el propio Estado Municipal, a través de la entrega discrecional de lotes (95 en particular), sin ninguna planificación previa, lo cual tuviera por objetivo la construcción de viviendas acorde a las necesidades de los grupos más desfavorecidos. Desestimando estudios previos realizados por Nuestras  profesionales, desde las distintas dependencias de desempeño profesional.

            Esta entrega, ad referéndum de éste Concejo, genera la instalación de viviendas con altísimo nivel de precariedad, constituyéndose en riesgosas para quienes las habitan.

            Consideramos indispensable debatir ante esta realidad, qué rol va a cumplir el Estado municipal con los grupos más vulnerables del distrito, si la estrategia es la entrega sistemática y sin planificación del patrimonio municipal, con las severas consecuencias que generará en el largo plazo dicha acción, o tomará un modelo de gestión basado en la articulación de diferentes actores, la promoción de acciones integrales y el respeto a la opinión de los profesionales insertos en el espacio territorial.

            Al hablar de infancia, consideramos que la niñez está agotada de ser vulnerada en su derecho más amplio: “el cuidado de la misma”.

        Poner en valor “el cuidado“ implica:

–           Contar con “lugares de abrigo “, para alojar a niños y niñas que transitoriamente deben ser cuidados por el Estado, cuando las  tramas familiares se ven  agotadas en sí mismas, instituciones que actualmente no se encuentran en nuestro distrito, y que son  extremadamente necesarias , siendo mucho Más gravoso aún cuando para el cumplimiento de la medida ,  requiere del trasaldo a otra ciudad donde la misma acción que se realiza en el marco de una medida de protección es violadora de derechos

–           La necesidad de cuidado en el territorio, esto quiere decir que en cada uno de los barrios del Partido de Necochea, y  para cada niño que lo necesite.   funcionen diferentes programas de promoción como el envión, finalización del CIC,  comedores municipales, centros deportivos ,  recreativos y guarderías.

–           Garantizar la alimentación de nuestras niñas y niños, sin necesidad de apelar a la solidaridad de nuestros vecinos ya que muchas veces es la  única alternativa de alimentación, con el consecuente desgaste que esto genera en las voluntades individuales.

–           Trabajar para que el cuidado, la solidaridad, la participación y la equidad, sean los principios sustentadores de políticas públicas. 

–           Impedir que la infancia INGRESE A LOS CIRCUITOS de comercialización y consumo de drogas  legales e ilegales.

–           Evitar que la violencia institucional  y estatal, sean los emergentes que pauten la intervención de los profesionales, sino por el contrario que los insumos de trabajo se  definan desde las políticas sociales de promoción y protección de la niñez.

–           Consideramos fundamental la creación del área de infancia, tan necesaria para la convergencia del recurso económico, político y social.

–           Que la noticia diaria, no sea cuánto dinero ganan los funcionarios locales, sino  cuánto  dinero y de qué manera es invertido por este Estado Municipal en CENTROS DE DIA O PROGRAMAS DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN DE LA NIÑEZ.

–           Garantizar la formación y capacitación de los equipos profesionales, ante el permanente cambio societario. Con el objetivo de cumplir la ley de protección y promoción y que no sea letra escrita materializa históricamente en el patronato del Estado

Cuando hablamos de Políticas de gestión y asignación de recursos, las demandas son muy concretas: comer, curarse, abrigarse, calefaccionarse, contar con un  lugar donde vivir o mejorarlo para poder habitar en él; según sea las circunstancias que los atraviesan y que no pueden resolver por sus propios medios por falta de recursos….. por la propia in equitativa distribución del ingreso

            En la actualidad, no existen respuestas planificadas, consensuadas, gestionadas, en tiempo y forma para atender estas cuestiones, dejando en claro que no se cuenta con una política social de asistencia. Sólo en algunos casos se realizan prácticas que otorgan prestaciones en forma discontinua, parcial e ineficiente. Con criterios de prioridades, no sustentables en lo profesional sino en el clientelismo político.

            Este colectivo profesional no subestima la asistencia, por el contrario la RECLAMA como política del Estado municipal, desde el DERECHO que tienen las personas de acceder a bienes y servicios con financiamiento público que les permitan cubrir sus necesidades básicas de subsistencia.

En cuanto al tema del abordaje de las adicciones encontramos limitada nuestra intervención ya que la problemática no se aborda en forma integral  y  conjunta con las instituciones dedicadas al tema, ni con los agentes de control….. Los jóvenes que se encuentran comprometidos con las adicciones no cuentan con un lugar apropiado para su tratamiento, más allá de los tratamientos ambulatorios.

Desconocer las implicancias que tiene lo  aquí planteado para nuestros vecinos es invisibilizar las violaciones continuas de derechos de los sectores más vulnerables, violaciones estas que por acción o omisión se refuerzan en las políticas municipales implementadas.  ….e invisibilizarlas significa violentar, violencia estructural que se da por las situaciones de miseria y opresión, planteada desde el desequilibrio entre las aspiraciones y oportunidades, y no es el Estado, mediante intervenciones espasmódicas, cortoplacistas, carentes de planificación y de inversión real, quien debe ampliar aún más esta brecha, sino muy por el contrario debería reducir al mínimo el desequilibrio en la accesibilidad y distribución de los bienes y servicios en los grupos vulnerables, en la búsqueda permanente del mejoramiento de las condiciones de vida, las cuales redundaran en beneficio para toda la comunidad.