jueves, julio 07, 2022

Opinión

Hora de hacer ruido los no violentos

Sharing is caring!

Oscar Gollnitz

Por Oscar Gollnitz

Parece mentira pero la violencia, que tendría que estar desterrada en una sociedad civilizada, sigue actuando como si fuera el único medio del que unos pocos hacen oír su voz, mientras que la mayoría, perjudicada, continúa soportando… ¿hasta cuando?

Pasó en su momento con Alfredo Marcenac, pasa ahora con Ana María Castro, dos casos que reflejan claramente a los necochenses los momentos de crueldad que está sobrellevando esta sociedad.

Da la sensación que la escalada de barbarie tiene un patrón. Matan por matar, como si se quisiera instalar el temor ante tanto salvajismo. En Argentina ya se han vivido situaciones semejantes, con muertes absurdas, crímenes sin resolver y sospechas de maniobras con mucho olor a mafia.

Por esta razón, las muertes de Alfredo y de Ana María –como la de tantos otros- no tienen que ser en vano, que sirvan, en medio de esta desgracia, para abrir los ojos y comenzar a hacer sentir en alta voz un mensaje de no violencia.

En este sentido Sri Sri Ravi Shankar sostuvo que “la violencia produce ruido mientras que la no-violencia transcurre en silencio. La gente violenta hace un ruido tremendo; hace conocer su violencia, mientras que los no-violentos son silenciosos. Pero llegó la hora de que los no-violentos hagan ruido para que la violencia disminuya”. El mensaje lo dijo en Apple Valley, California, el 21 de abril de 1999, hace 10 años… Sin dudas, llegó el momento de la manifestación.