Sharing is caring!

constituyente01

El Segundo Encuentro Nacional hacia una Constituyente Social celebrado en Neuquén reunió a más de 4 mil militantes provenientes de todo el país, quienes debatieron los ejes de un nuevo modelo de país y de sociedad. El final fue a toda orquesta con el estadio Ruca Che colmado por seis mil personas que no dejaron de demandar que “queremos un movimiento para la liberación”. Como dijera don Atahualpa Yupanqui: «La flecha vuela en el aire para llenarse de sol».

constituyente03

El domingo, pasado al mediodía, finalizó el Encuentro Nacional de Pensamiento y Acción para la Unidad Popular. “Nosotros tenemos que dar un combate contra nosotros mismos en cuanto a las verdades absolutas, para construir las verdades colectivas. Porque eso es poder construir unidad”, decía Julio Fuentes, al final de la lectura de las cuatro comisiones que debatieron estos tres días en Neuquén.

Antes habían pasado los pueblos originarios y las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y los coordinadores de las comisiones que fueron los responsables de presentar ante el repleto estadio Ruca Che durante casi una hora y media, el programa para el próximo año. Fuentes había dicho que “estamos siendo convocados a esforzarnos. Porque el objetivo que nos estamos auto imponiendo requiere de esfuerzo. Hay que contagiar a miles y a millones”.

constituyente04b

El Ruca Che ha sido por años un símbolo del poder del sobichismo en la provincia del Neuquén. Esta vez, y como corolario de un encuentro en el que las organizaciones sociales, culturales, sindicales, políticas (había 21 partidos políticos presentes), religiosas, comunicacionales y de pueblos originarios, debatieron, construyeron y se comprometieron a abrir el camino y a construir una alternativa de poder que sea gobierno en la Argentina.

Víctor De Gennaro junto a Eduardo Balán fueron los responsables de presentar a todos y cada uno de los coordinadores. No faltaron los homenajes a Leopoldo González, Eduardo Fernández Novoa y Roberto Mandri, el abrazo fraterno a Pablo Micheli y el reclamo de justicia para Carlos Fuentealba, asesinado por la policía el 4 de abril de 2007. Su compañera, Sandra Rodríguez, fue de las primeras en tomar la palabra y decir que “los trabajadores nos organizamos día a día. Por eso saludo abiertamente a la Constituyente Social. Queremos construir en la calle, en estos espacios, la lucha contra la impunidad de ayer y hoy”.

Del techo alto, colgaban banderas del UNE de La Colorada, Aluminé, Mariano Moreno, Zapala, Ramón Castro, Covinco, alrededor, sobre las gradas, banderas provinciales de las organizaciones, sobre colores, El Hambre es un Crimen, ocupando un lugar central. Las bandejas superiores ofrecían un cuadro de chalecos, gorras y remeras rojas que decían UNE en letras de color blanco. No faltaban los bombos, los cantos de la juventud a los que De Gennaro arengaba diciendo que “tenemos un compromiso de vida, que son nuestros pibes y nuestros viejos. Esto es imparable” anunciaba, eufórico, “lo sentí anoche cuando veíamos a los pibes mapuches, lo vi en millones que caminan, en la Juventud de la CTA, aparecieron los chicos del 2001”, gritó, y los bombos, empuñados por muchos de esos pibes, sonaron y retumbaron en el Ruca Che.

Mariano Mansilla, secretario de Gobierno de la ciudad de Neuquén, habló del orgullo que sentían como neuquinos de recibir a cerca de 4 mil personas en toda la provincia, y llamó a militar y construir, “hay que ser delegados de la cuadra para poder gobernar una provincia”. Sobre el Ruca Che, y la importancia simbólica y política de llenarlo este domingo, fue contundente: “Se ha llenado de hombres y mujeres libres que quieren transformar esto”.

Eduardo Balán, antes de presentar la primera comisión dijo que estábamos “viviendo una expresión de lucidez del pueblo argentino hacia una Constituyente Social”. De Gennaro, por su parte, animaba desde el escenario, anunciando que “la victoria es nuestra”.

A esa altura estaban sobre el escenario junto a De Gennaro, Balán y Fuentes integrantes de la coordinación nacional de la Constituyente Social y miembros de la Mesa Nacional de la CTA como Pedro Wasiejko, Adolfo Aguirre, Víctor Mendibil, José Rigane, Daniel Jorajuría, Juan Carlos Giuliani, Lidia Mesa, Ricardo Peidro, Alejandra Angriman, Claudio Lozano, Silvia León, Héctor Carrica, Horacio Fernández, Juan González, Elsa Picado, Élido Veschi; Hugo Godoy, Fabio Basteiro, Jorge Portel, Alejandro Garzón, José Pérez, Hugo Leglise, Élida Juárez, Fernando Acosta, Vuenaventura David, Francisco Romero, Juan Pasamán, entre otros.

También participaron del evento dirigentes de la Confederación Mapuche; el ex embajador argentino en el Vaticano, Carlos Custer; el coordinador nacional del Movimiento Territorial Liberación (MTL-CTA), Carlos Chile; el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), Jorge Yabkowski; el secretario genearl de la CTA Rosario, Jorge Acedo; el secretario adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM Villa Constitución-CTA), Juan Actis; el secretario adjunto de la CTA Tucumán, Salvador Agaliano; el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN-CTA),Marcelo Guagliardo; el dirigente de los estatales y la CTA de Chilecito, La Rioja, Normando Ocampo; el secretario de Organización de la CTA Córdoba y secretario general del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA), Guido Dreizik; la secretaria general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) de Mendoza, Raquel Blas; el secretario general del Centro de Profesionales de Empresas de Telecomunicaciones (CePETel-CTA), José Zaz; Mario Barrios secretario general del ANTA; los dirigentes de ATE Capital Rodolfo Arrechea, “Nono” Frondizi y Mariano Sánchez Toranzo; los diputados nacionales electos Graciela Iturraspe, Jorge Cardelli y Liliana Parada, en tanto que el sábado, en la ronda de debates, lo hizo el secretario general de la CTA de Río Negro Luis Giannini.

Una construcción colectiva

Carlos Chile, “Cachorro” Godoy, Jorge Muñoz y Leonor Cruz fueron los responsables de comenzar la lectura de las conclusiones de las distintas comisiones: “Se suponía que este temario no se podía discutir entre cuatro mil compañeros”, señalaron. A las conclusiones sobre la Construcción de Asambleas Distritales y la Asamblea Nacional las debatieron mil ochenta compañeros en las carpas de Butaco. El sentido de las Asambleas será el de “potenciar la construcción de la unidad popular en espacios de pluriculturalidad”, a través de una “nueva institucionalidad participativa no delegativa” y que sean “espacios contenedores de todo tipo de otras asambleas que incluyan las luchas populares”.

La construcción de Casas nacionales de la Constituyente en todo el país y las reuniones de Coordinación Nacional como espacios aptos de valoración para la toma de decisiones organizativas fue otro de los puntos puestos de relieve.

Sobre el eje de Campañas Públicas (Distribución, Soberanía, Democracia e Integración), Alejandra Angriman, Ricardo Peidro y Hugo Blasco fueron los que presentaron las conclusiones en las que trabajaron más de 750 compañeros en 6 comisiones, que se empeñaron en “potenciar la participación, valorar la pluralidad de voces”. Acabar con el hambre, por un Bicentenario sin Hambre, la salud como derecho, un nuevo modelo productivo que contemple la producción de los bienes comunes, la trata y tráfico de personas, la inclusión de comunidades latinoamericanas, serán algunos de los temas a trabajar en este camino de dar visibilidad a través de programas de radio y televisión, publicaciones, murales callejeros, encuestas con vecinos y vecinas para concientizar, sumar y militar esta Constituyente Social, fueron algunas de las propuestas.

Guido Dreizik y Graciela Iturraspe presentaron la Estrategia Institucional, con 800 participantes, “cómo crear instituciones nuevas”, trabajar en una experiencia política integral que nos “contenga y potencie”, lo institucional tomado como particularidad en cada uno de los territorios, “tenemos que asumir la democratización. Estamos gestando algo nuevo. La democracia está en relación con la participación y el protagonismo”. Las palabras plurinacionalidad, pluriculturalidad, fueron repetidas incesantemente en esta y en todas las comisiones. Libertad y democracia sindical, construcción política y “asumir la coordinación de los movimientos y partidos”, fueron algunas de las acciones que se presentaron.

Pensamiento Emancipatorio y Proyecto Constituyente fue presentada por Juan González, Juan Carlos Giuliani, Horacio Fernández y Jorge Cardelli: “Estamos ante una oportunidad histórica” afirmaron. “Estamos construyendo una estrategia integral de poder porque queremos que el pueblo gobierne en la Argentina”. “La nueva Ley de Medios es un triunfo de los trabajadores y del pueblo, y vamos a utilizarla para difundir los contenidos de la Constituyente Social”, arengó Giuliani. Formación, nuevos paradigmas sobre el hombre y el mundo, sujetos y subjetividades, perspectiva de genero, conocimiento sobre nuevas formas de participación, fueron herramientas que se mencionaron. Para cerrar, llamaron a que “convirtamos nuestro sueño en la pesadilla de los que mandan”.

La presencia latinoamericana, encarnada a través de Teresa Morales de Bolivia y Ana Larrea, de Ecuador, generó aplausos y emoción en el Estadio de Ruca Che. “En cada país, desde cada rincón del mundo, vamos construyendo la unidad latinoamericana”, coincidieron en destacar. Entre las conclusiones, De Gennaro se «colaba» y arengaba a asumir entre todos “una forma de construcción distinta. No se construye consenso de arriba para abajo, la única manera que se construye consenso es siendo millones a lo largo y ancho del territorio”. Las Madres de Plaza de Mayo, a través de Elias Espen, llamaron a “tener cada vez más confianza en la Constituyente. Está en manos de todos ustedes poder cambiar”, dijo. A su turno, los representantes de los pueblos originarios, de la Comunidad Mapuche, dijeron que “ojalá que este encuentro sea para bien”, y desearon a todos, buen camino y “buen viaje”.

Al final, pibes y pibas, bailaban y cantaban hip hop sobre el escenario. Los compañeros y las compañeras emprendían de a poco el camino de regreso a sus casas. Los nuevos compromisos y los nuevos desafíos seguían asumidos en el camino de construcción de una Constituyente Social en la Argentina.