Sharing is caring!

cristina.jpg

Nueve compañías vinculadas a empresarios allegados al kirchnerismo fueron incluidas en un listado de firmas a las que se propone beneficiar en el Presupuesto 2010 con exenciones, desgravaciones o diferimientos impositivos.

La presencia de esas compañías fue denunciada por el diputado opositor Juan Carlos Morán (Coalición Cívica-Buenos Aires), que había investigado el entramado de empresas favorecidas por la obra pública kirchnerista en el marco de la denuncia penal que formuló el año pasado con otros legisladores de su partido liderados por Elisa Carrió.

Morán apuntó ahora al zar del juego, Cristóbal López (hace dos semanas inauguró un megacasino en Rosario), al empresario que le alquila a pérdida el hotel-boutique al matrimonio presidencial en El Calafate, Juan Carlos Relats, y al principal accionista de Electro ingeniería, Gerardo Ferreyra.

En efecto, el artículo 33 del proyecto de Presupuesto dispone otorgar al Poder Ejecutivo la facultad de modificar dos anexos del decreto 135/07, sustituidos por el artículo 1 del decreto 1798/07. Esto es «a efectos de enmendar errores materiales e incluir proyectos no industriales que fueron objeto de reasignaciones de costos fiscales o reformulaciones, efectuadas por la Autoridad de Aplicación de la ley 22.021 y sus modificatorias Nros. 22.702 y 22.973, con fecha anterior al 7 de febrero de 2006».

La ley 22.021 es de 1979 y creó «un régimen especial de franquicias tributarias» para «estimular el desarrollo económico de la provincia de La Rioja». El régimen se extendió luego a otras provincias y apunta a emprendimientos «no industriales» y vinculados al desarrollo agropecuario y turístico. Actualmente, las provincias alcanzadas por este beneficio, además de La Rioja, son Catamarca, Formosa, Mendoza, San Juan, San Luis, Santiago del Estero, Córdoba, Corrientes, Chaco, Salta y Misiones.

El régimen beneficia a unas 800 firmas, y en las planillas anexas al proyecto de Presupuesto Morán encontró que entre ellas figuran dos vinculadas a López (Olivares del Sol y Solares del Tala), cuatro a Relats (Agronor, Pamelty, Cedro y Talcon) y tres a Ferreyra (Agropecuaria Los Molinos, Fruvex y Viñas del Bermejo).

«No es ilegal, pero sí inmoral», dijo Morán. El diputado planteó el tema durante el tratamiento en particular de la ley de presupuesto pero el kirchnerismo impuso su número en contra.

«Es claramente inmoral que las empresas de Relats se beneficien con desgravaciones que pagamos todos cuando este empresario es el que le está retornando beneficios al matrimonio presidencial para incrementarle en 158% su patrimonio», se quejó Morán.

Según Morán, la mayoría de las empresas mencionadas comenzaron gozar de este beneficio desde la llegada de Néstor Kirchner a la Presidencia, en 2003. Algunas se incorporaron ese año, otras en 2004 y otras en 2005.