Sharing is caring!

larealidad

Por G.R. STURLA

grs@telpin.com.ar

Deseo expresar mi renuncia irrevocable a ser adulto; en este país, en esta republiqueta, en esta democracia minusvalorada, en esta corruptela generalizada de principios pisoteados. Renuncio a seguir nivelando hacia abajo.

Renuncio a continuar bajo el mandato de una dirigencia mezquina, pusilánime, acomodaticia, privilegiada y testaferro de la inmoralidad.

Y a los dirigentes buenos; que los hay aunque pocos; los denuncio por no poner la enjundia necesaria para sacarnos de la debacle. Les recuerdo la frase bíblica que indica que, “a los tibios los devorará el infierno”.

Denuncio a muchos de mis compatriotas y conciudadanos por el “no te metás” y la falta de ENERGIA Y OTRAS COSAS para erguirse, ponerse de pié seriamente y defender las columnas básicas de la sociedad, tales como, ética, valores, códigos, convicciones, dignidad de ser, existir y trascender.

Denuncio a los mercenarios que actúan según convenga a sus bolsillos.

Al renunciar a mi adultez, deseo volver imaginariamente a mis 9, 10, 13 o 15 años.

Quiero volver a la escuela donde el maestro inspira respeto y el alumno es respetado.

Quiero ir sólo, sin temor por la inseguridad y las peleas. Quiero ponerme de pié cuando ingresa el docente. Quiero emocionarme al saludar a la bandera. Quiero saber la letra de “Aurora”.

Deseo “gritar” el himno nacional, cantar la marcha de San Lorenzo y conocer y festejar las principales fechas patrias. Quiero recordar lo que pasó el 25 de Mayo y el 9 de Julio. Deseo saber más de nuestros próceres y mucho menos de HALOWEEN.

Quiero hacer los deberes y después ir a jugar a la calle sin miedo.

Quiero que la puerta de mi casa esté sin llave y no existan rejas que traspasar.

Quiero que mi viejo llegue del trabajo sin preocupaciones.

Quiero escuchar a mi abuelo diciéndome: “BAMBINO, lo primero es el estudio y así “PODERÁS TENERE” un futuro. Quiero vivir mis etapas sin “quemarlas”.

Quiero que mi familia y los vecinos puedan tomar mate o un aperitivo o una picadita en una mesita sacada a la puerta de calle, mientras los chicos jugamos en la vereda.

Quiero volver a ver el circo, las Kermesses, disfrutar del carnaval y las “fogaratas” de San Pedro y San Pablo.

Quiero salir en mi bici y no tener que encadenarla para que no me la roben.

Quiero estrenar zapatillas sin temor a que me peguen para sacármelas.

Quiero redescubrir el balero, las carreras de autitos, el juego de bolitas y dejar de depender del mensajito por el celular.

Quiero leer más y que la “COMPU” deje de tragarme horas enteras sin “ton ni son”.

Quiero la mesa grande de los domingos, las cosas sencillas de todos los días, poder irme a dormir sin la preocupación por el mañana.

Quiero que a todos los argentinos nos devuelvan la infancia, la inocencia, la esperanza y el futuro.

¡Quiero que me devuelvan mi país!

Un país…

•          Que alumbre y nos ilumine

•          Justo y que brinde justicia

•          Severo para castigar a los deshonestos y delincuentes

•          Digno y que nos ayude a vivir con dignidad

•          Exigente y que nos exija a cada uno

•          Que merezca ser vivido.

¡Quiero que el ser estafador, chorro, violador, mentiroso, infractor, narcotraficante, contrabandista, protegido del poder, merezca todo el peso de la ley!

¡Quiero que los derechos humanos se apliquen también a los ciudadanos honestos!

¡El último que apague la LUZ!