Sharing is caring!

petersen

Por Guillermo Petersen

Muchas veces hemos escuchado hasta el cansancio, que «estamos pasando por una crisis de valores», pero aquellos que se quejan no especifican de qué valores se está hablando.

La consecuencia inevitable de eso es que las personas a quienes «eso» les falta, no tienen ni idea de qué se habla en absoluto.

A través de este ensayo, deseo  explicar sintéticamente, para que se entienda, cuáles son esos valores que «supuestamente» se han perdido,  y citando a filósofos, y a aquellos que fueron ejemplos de vida o simplemente proverbios populares, pretendo que reflexionemos para ver cuales de estos valores citados, hemos perdido, tanto como individuos, tanto como sociedad, y si se necesitaran otros 128 años para recuperarlos.

«Si no esta bien, no lo hagas «Si no es verdad, no lo digas    MARCO AURELIO

HONOR: El honor es aquello que prohíbe las acciones que la ley tolera.

VERDAD: Resulta imposible atravesar a una muchedumbre con la llama de la verdad, sin quemarle a alguien la barba.

LEALTAD: lo que el amor no ata, esta mal atado. Y lo que la lealtad no ampara, no lo protege ningún juramento. La lealtad es el lazo invisible pero indestructible que une entre si a las personas de honor, comprometidas con la verdad.

DISCIPLINA: Al mundo se le predican tantas falsedades, porque hoy todos hablan del derecho a la libertad de conciencia, sin haberse sometido a forma alguna de disciplina.

PERSEVERANCIA: Si te caes siete veces, levántate ocho.

TRABAJO: Trabaja en algo, para que el diablo te encuentre siempre ocupado.

LIBERTAD: Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco.

VALENTIA: Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester de tener el coraje de realizarlo.

SOLIDADRIDAD: Estoy convencido de que a esta sociedad consumista, cegada por el mercado, le sucederá otra que se caracterizara por el hecho trascendente de que no dejara de lado la justicia social y la solidaridad.