Sharing is caring!

javier-mazza
Senador Provincial Javier Mazza

Por Miguel Abálsamo

El senador kirchnerista Javier Mazza se abstuvo en la votación de la cámara alta bonaerense, donde el gobernador «si Néstor» nos dio un impuestazo. Una manera elegante del senador «fantasma» de lavarse las manos cuando sabía que su voto no influiría ya que había mayoría necesaria. Funcionó Poncio Pilatos. Sin dudas que las abstenciones revelan las intenciones.

El senador licenciado kirchnerista Javier Mazza podrá dormir en paz, ha cumplido con la patria y con Daniel Scioli. En un taquito tribunero tiró la pelota afuera, se lavó las manos y se abstuvo de votar la carga impositiva sobre la explotación de las terminales portuarias ubicadas en la provincia de Buenos Aires (ergo, Puerto Quequén), a través de la generación de un importe mensual por abonarse adicionalmente, recaudando el fisco unos mil millones de pesos anuales para las deterioradas arcas del empleado provincial del matrimonio presidencial.

Una distorsión que afectará al volumen de cargas operadas, previéndose que los exportadores podrán optar por otros puertos fuera del contexto bonaerense ,cayendo en un 40 por ciento la operatividad de nuestros puertos ,acotándose el trabajo de aquellos   que desarrollan tareas en el sector.

La provincia tiene catorce puertos, y se aplicarán tasas de diez pesos por tonelada para la exportación y treinta para la importación.

Además del kirchnerista Javier Mazza, devenido en gerenciadora radial de una histórica radio AM de Necochea en sus tiempos libres, también debería aclarar su posición el actual presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, arquitecto Ernesto Costanzo, quien en sus tiempos libres se ocupa de nominar a sus tres futuros asesores, hasta que el tiempo los separe, o el gobernador cambie de collar.

Apremiado por las circunstancias, sindicatos, trabajadores, cámara comercial, fuerzas vivas, operadores portuarios, hombres del agro, dirigentes políticos locales (caso el doctor Gastón Guarracino desde el peronismo o el doctor Pedro José Azcoiti desde el radicalismo), el licenciado visitador de Necochea un mes antes de cada elección ,recorriendo  inmobiliaria , pagando un local, conformando una lista circunstancial y luego retornando a su querido  Gonnet, Partido de La Plata, decidió  «ABSTENERSE…»,sabiendo fehacientemente que se impondría cómodamente el oficialismo kirchnerista de senadores,  esa estrategia le reportaría comodidad y andar transitando las calles de Necochea, de vez en cuando, sin apremios.

El trabajo en equipo es fácil, te permite culpar a los demás. Sabes que tenes los votos necesarios y entonces te abstenes, algo más viejo que la inflación en la Argentina.

Mazza eligió de tres posibilidades la más fácil en lo personal,  pero la más difícil de explicar ante la gente.  Si hubiese votado  SI, era una actitud real y de convicciones, lo contrario una actitud de independencia privilegiando su distrito. Este «NI», no dice nada. Acomodarse  a las circunstancias, pasar el tiempo sin definición, total, la ley fue votada. Una especie de «bosta de palomas» ,no hace ni bien ni mal.

Por suerte la sociedad es sabia, puso las cosas en su lugar el pasado 28 de junio, votando en contra del  matrimonio, su modelo y los testimoniales, en un 86 por ciento. Le dio un cachetazo a la estética del mal trato que suelen utilizar.

El Frente para la Victoria ni se dio enterado. O todavía no asumió el nocaut, o esta nocaut, espera la toalla, o con todo boxeador golpeado, cree en la resurrección, una vez pasado su momento floreciente.

A nuestra gente no la engaña la intrascendencia de un «NI»…

También la sociedad sabe bien que las mentiras suelen ir lejos…pero…sin esperanzas de volver…