Sharing is caring!

El embajador Cavadini (centro) junto a Victor Santa Maria y el ex futbolista Juan C. Guzmán en el 1º aniversario del MSD
Foto: El embajador Cavadini (centro) junto a Victor Santa Maria y el ex futbolista Juan C. Guzmán en el 1º aniversario del MSD

El Movimiento Social del Deporte (MSD) –entidad federalista que agrupa a deportistas, entrenadores, dirigentes, profesionales de la medicina y periodistas especializados de todo el país-, a través de su máximo dirigente, el embajador Eduardo Cavadini, manifiesta su apoyo al Gobierno Nacional en su intervención para la normalización del fútbol.

Para el MSD el fútbol no es tan sólo un elemento de distracción pasatista. “Tiene tal significación que excede el marco meramente deportivo, por sus valores culturales, sociales y económicos”, manifestó Cavadini, quien además es integrante de la Corriente Peronista Federal.

Cavadini explicó que “de acuerdo con un informe de la UNESCO, el deporte es hoy la quinta industria del mundo y el fútbol es la actividad de mayor significación en este rubro. Es más, según la consultora financiera Deloitte -una de las cinco más importantes del mundo-, el fútbol recauda anualmente, 500 mil millones de dólares. Lo que significa que si existiera un país denominado “Futbolandia”, sería la 17ª economía del mundo. Y para establecer una relación, cabe consignar que el PBI de la Argentina en 2008 orilló los 300 mil millones de dólares”.

Para apoyar la situación de la televisación del fútbol en la Argentina, Cavadini aportó más datos: ”En nuestro país existen aproximadamente siete millones de abonados al cable, es el sexto consumidor de ese sistema televisado en el mundo y el de mayor número de clientes por cantidad de habitantes. Y por todo ello recauda unos 9.400 millones de pesos anuales”.

“Cabe especificar –agregó- que la televisación por cable se posicionó en nuestro país, a través de una llave mágica: El fútbol, que hasta la rescisión del contrato de la AFA con TSC (50 por ciento del grupo Clarín y otro tanto de Torneos y Competencias) el fútbol percibía un poco más de 200 millones de pesos anuales, o sea menos del tres por ciento anual de un negocio fabuloso”.

“Es por ello que el MSD, a través de su ideario nacional y popular, así como ha apoyado acciones de gobierno tendientes a asistir industrias generadoras de bienes, recursos y bienestar, entiende también que el fútbol, además de toda la significación expresada, es una industria no menor por la cantidad de trabajadores que emplea. Y además es un negocio rentable”, prosiguió.

Cavadini enfatizó que “el MSD también manifiesta su profundo desacuerdo con la inacción de la Secretaría de Deporte de la Nación que, una vez más, en un tema de su incumbencia no ha manifestado opinión alguna”.