Sharing is caring!

cuartango-02
Ministro de Trabajo Bonaerense Oscar Cuartango

El ministro de Trabajo provincial confirmó que no otorgarán más mejoras. En vez de ello blanquearían Urpes. Fuerte bronca de gremios, que advirtieron que «o convocan al diálogo salarial o habrá problemas».

Por si quedaba alguna duda, ayer el gobierno bonaerense desechó otorgar otro aumento salarial antes de que finalice 2009. La definición, que llegó en boca del ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, fue una respuesta a los gremios que vienen presentando notas, solicitando la urgente apertura de la paritaria.

Ante una consulta referida al reclamo por los sueldos, el funcionario recordó que “durante el transcurso de este año se hicieron, y se están haciendo, operaciones en distintas áreas de gobierno donde estamos regularizando la situación de las Urpes. Lo que se hace es convertirlas en remunerativas, universalizar las escalas de trabajo”, dijo.

“Esto quiere decir que como consecuencia de este blanqueo y sinceramiento, todos perciben alguna mejoría”, explicó, y cerró asegurando que la Provincia no les otorgará otro aumento salarial a los estatales, y que las mejoras se darán a partir del blanqueamiento de Urpes. La respuesta sindical fue inmediata. Desde la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia (Fegeppba), su secretario general Fotios Cunturis le dijo a Hoy que “va a haber problemas porque si ni siquiera nos contestan los dos pedidos de paritaria salarial que cursamos y responden los los medios, llamaremos al Consejo Directivo para analizar qué medidas tomar”.

Fegeppba nuclea a una decena de gremios estatales bonaerenses y no se descarta que la semana próxima avance con medidas de fuerza teniendo en cuenta la negativa oficial a negociar una nueva política salarial. Seguramente, además, se pedirá una definición política de Daniel Scioli, que es quien en última instancia definirá si es viable o no otorgar otro aumento cuando el anterior fue en marzo pasado.

Otra situación a atender es la de los docentes de la Provincia que también presionan para actualizar sus haberes con planteos que incluyen pedidos formales de actualización del salario básico como los del sindicado Udocba. En ese sentido, el propio ministro de Educación bonaerense, Mario Oporto, ya habría comenzado a trabajar para abrir el diálogo y volver a evitar la confrontación que derive en más días de clases perdidos (ver cuadro aparte). Lo concreto es que los estatales y los gremios docentes como FEB, Suteba, UDA y Sadop siguen de cerca el tema salarial y en breve accionarían para meterle presión al Ejecutivo provincial. (diario Hoy)