Nacionales

PESCA: Piden suspender derechos de exportación pesqueros

Sharing is caring!

pescado

Las medidas frente a la crisis pesquera gestionada por el gobierno provincial del Chubut ante el ámbito nacional apuntan a paliar situaciones que amenazan con romper el precario equilibrio de empresas del sector, con la consecuente problemática para el sostenimiento de puestos de trabajo.

El empresario de Comodoro Pino Quercia dijo que es imprescindible que el gobierno nacional suspenda los derechos de exportación y que cumpla con los reintegros impositivos, que significan la devolución del 21 por ciento de todo lo exportado, lo que hoy tiene demoras superiores a 180 días.

Como propietario de una empresa que da trabajo a 160 operarios, Quercia evaluó la realidad del sector. «La caída de precios hace inviable cualquier operación, por eso estamos stockeados y sin lugar en las cámaras de frío para seguir albergando pescado que no se vende -graficó-. Si hace un año vendíamos la tonelada de merluza a 3.300 dólares, hoy no supera los 2.200».

En ese marco dijo que en muchos casos se evalúa la conveniencia de dejar de producir. «Pensábamos que era mejor seguir saliendo a pescar para poder pagar la garantía horaria a los trabajadores, pero así ya no conviene tampoco producir, porque no alcanza para pagar los insumos como la energía. Estoy pensando en pagar la garantía y dejar de producir», señaló.

Medidas urgentes: derechos y devolución de reintegros

El empresario mencionó que la demanda internacional hoy desprecia los productos típicos de golfo, tales el langostino y merluza. «Quieren calamar -reseñó- y para colmo la zafra de este año ha sido un fracaso; entonces las empresas grandes, que en invierno reprocesaban calamar congelado, este año no van a tener nada para producir. Y sin calamar no vamos a poder ofrecer nada al mercado, salvo en Mar del Plata que a lo mejor puedan pescar algo en la zona de Necochea. Pero qué van a hacer las empresas de Chubut y Santa Cruz?», se preguntó.

Al describir el porqué de la caída en la demanda, detalló que el mercado internacional hoy cuenta con pescados más baratos que están insertándose desde otros países, mientras que el langostino de cultivo resulta de menor precio que el congelado patagónico.

En ese marco dijo que una de las medidas imprescindibles es que el gobierno nacional suspenda el cobro de derechos de exportación, que representan el 10 por ciento de las ventas al mercado externo.

«Si no se suspende al menos por un tiempo, es imposible seguir», planteó.

La otra necesidad del sector pasa por la devolución de los reintegros. Las exportaciones no pueden cobrarse con el IVA incluido, por lo cual el Estado nacional debe restituir el 21 por ciento de todas las ventas al exterior, pero éstas se cumplen en plazos que se extienden por más de 180 días.

«No nos devuelven nada -cuestionó Quercia-. Por ejemplo por una exportación de 100 millones de dólares, que no es el total de la pesca de la provincia, el Estado nacional se queda con el 21 por ciento y eso lo tiene que devolver a las empresas, pero no lo hace. Entonces quedamos en una situación de ahogo que hace imposible la actividad, pero al mismo tiempo si las empresas adeudan algo el Estado nacional no lo compensa de su propia deuda». (INFOGLACIAR)