Locales

LUZ Y FUERZA: Denuncian traslados compulsivos de operarios en empresas energéticas de la Costa

Sharing is caring!

luzyfuerza1

Ante la falta de respuesta al conflicto planteado por parte de la patronal el viernes se comenzó en la Central 9 de Julio con paros técnico, manual y administrativo en forma sorpresiva y progresiva con mantenimiento de las guardias esenciales.

A causa de una decisión de la Empresa Centrales de la Costa Atlántica S.A. de trasladar operarios de Central Villa Gesell a la Central 9 de Julio violando todos los procedimientos y reglamentaciones vigentes ya que lo hace a pedido de un Sindicato que no tiene jurisdicción en Mar del Plata, los afiliados al Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata vienen desarrollando trabajo a convenio desde el día lunes de la semana pasada.

Además de las acciones gremiales directas, se cursó la correspondiente denuncia al Ministerio de Trabajo comunicando las causas del conflicto colectivo y las acciones gremiales planteadas.

«No nos gusta el conflicto por el conflicto mismo pero nos vemos obligados a confrontar por nuestros derechos cuando altos gerentes de la empresa intentan mediante hechos consumados ignorar el ámbito de actuación de Luz y Fuerza Mar del Plata pactando con sindicatos que no tienen ámbito de actuación en Mar del Plata además de ser pro-patronales», indica un comunicado gremial.

Un poco de historia

«En Mar del Plata, la patronal reubica trabajadores para debilitar la organización del Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata. Una estrategia perversa, destinada a enfrentar trabajadores entre sí, es la que desarrolla el Gobernador Scioli, al reubicar trabajadores a mas de 100 km. de su lugar de trabajo, con la finalidad de debilitar a la única organización gremial que enfrentó la política de privatizaciones de la década de Carlos Menem y continuó peleando por la recuperación de los recursos energéticos, una vez que su esfuerzo, casi en solitario, no pudo detener la privatización del sector eléctrico en la Provincia de Buenos Aires.

El Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata, dio dura batalla defendiendo la propiedad estatal sobre los servicios públicos, fundamentalmente en el sector eléctrico, entre 1987 y 1997, año en que definitivamente se privatizó casi toda la infraestructura del sector.

Sólo la Central 9 de julio de Mar del Plata, la de la ciudad de Necochea y un pequeño centro de Generación en la localidad costera de Mar de Ajó, quedaron sin privatizar y terminaron constituyendo una Sociedad Anónima, donde el 99% de las acciones son propiedad de la Provincia de Buenos Aires, que hoy gobierna Daniel Scioli, promovido a la vida política por el ex presidente Menem e instalado definitivamente en ámbitos de gobierno, como Secretario de Deportes, por otro ex presidente, Eduardo Duhalde, que además de haber acompañado a Menem como Vice Presidente, también estampó su firma en los decretos de indulto que beneficiaron a los militares golpistas y genocidas.

Hoy el Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata, no ha abandonado su lucha, por el contrario, la refuerza ganando la batalla por la creación de nuevos puestos de trabajo, en su permanente relación con la comunidad, defendiendo el derecho humano a la energía, enfrentando y denunciando los abusivos e ilegales aumentos de tarifas, impulsados por el gobierno de Cristina Fernanadez de Kirchner, para sostener las tasas de ganancias de multinacionales petroleras y gasíferas que ni siquiera reinvierten en el país y fundamentalmente aportando grandes esfuerzos en la construcción de la CTA y la FeTERA, organizaciones genuinamente obreras, pero ilegales, en virtud de la falta de libertad y democracia sindical que se sufre en la Argentina.

En este marco, complicado y agresivo para los intereses de los trabajadores; es que en Centrales de la Costa, se producen traslados de trabajadores, afiliados a organizaciones que han hecho de las privatizaciones el gran negocio de la última década y no han ahorrado esfuerzos para impulsar junto a los patrones la pérdida del trabajo de aquellos trabajadores que resistieron las «ideas nuevas» del neoliberalismo.

Por este motivo se produce la resistencia y los compañeros llevan adelante medidas de fuerza; porque el gobernador patrón no quiere sindicatos dignos, ni trabajadores consientes de sus derechos». (FETERA)