Sharing is caring!

Se trata de una iniciativa impulsada por el Ejecutivo que ahora se convirtió en ley y que limita las excarcelaciones.

Los diputados bonaerenses aprobaron esta tarde una reforma del Código Procesal Penal impulsada por el Ejecutivo provincial que incorpora, entre otras reformas, una limitación a las excarcelaciones.

La iniciativa, que había recibido sanción del Senado provincial la semana pasada, introduce cambios en 25 artículos del Código y restringe la libertad vigilada (la de las «tobilleras») sólo a condenados mayores de 70 años, enfermos terminales y mujeres embarazadas o con hijos menores de 5 años, siempre y cuando «el peligro de fuga o de entorpecimiento probatorio pudiera razonablemente evitarse».

La reforma otorga más roles a la defensa y al particular damnificado en el proceso, y de promulgarse la ley el damnificado tendrá más facultades e incluso, cuando el fiscal decida no acusar, este podrá hacerlo.

Las modificaciones en el Código fueron aprobadas con los votos de los bloques Frente para la Victoria y de la Concertación Plural, y rechazadas por las bancadas de los diputados de Recrear, UCR, Coalición Cívica y Libres del Sur.

El ministro de Justicia provincial, Ricardo Casal, dijo que la reforma «brinda más competencias a particulares damnificados en el proceso judicial», limita excarcelaciones y prisiones preventivas.

Por otra parte, el ministro explicó que «el beneficio de excarcelaciones y prisiones preventivas a ancianos, mujeres con niños, enfermos terminales y en delitos no excarcelables, que el juez considere como beneficio extraordinario, será una decisión que tiene que estar convalidada por el fiscal o la Cámara respectiva».

Casal recordó que esta reforma «fue consultada con 108 actores del sistema judicial y fue un proceso de seis meses». (LA NACIÓN)