Sharing is caring!

Asamblea de San Pedro del Miércoles 8 de octubre

Los presidentes de las cuatro entidades del campo hablaron ante ruralistas de todo el país. Solicitaron un diálogo que los incluya a la hora de debatir medidas para el sector.

La Comisión de Enlace Rural cerró hoy la protesta del campo, luego de seis días, con el reclamo unánime para que el Gobierno implemente una política agropecuaria «integral y de emergencia», además de que se los incluya a la hora de debatir medidas para el sector.

Los presidentes de las cuatro entidades del campo hablaron ante productores de todo el país (unos 10 mil, según los organizadores del encuentro), entre los que participaron, también, legisladores de partidos opositores y del justicialismo disidente, reunidos en la intersección de las rutas 9 y 191, San Pedro.

El titular de la Rural, Hugo Luis Biolcati, afirmó que la crisis del campo «no sólo no terminó, sino que empeoró» y remarcó que al cardenal Jorge Bergoglio «le pediríamos que rece, pero por el Gobierno, para que terminen con su tozudez». «Es una vergüenza que desde el Gobierno nos hayan dicho que le pidamos (a Bergoglio) que rece para que llueva», agregó, aludiendo a declaraciones del diputado Carlos Kunkel, y subrayó que los productores «somos capaces de paralizar la comercialización» de productos del campo «sin cortar rutas».

Por la Federación Agraria Argentina habló Eduardo Buzzi quien lamentó que a la hora de debatir propuestas, el Gobierno «nos largue los cuscos a garronear, en lugar de mandar a discutir a los perros grandes», tras lo cual reclamó que se discuta un «presupuesto federal, para «dejar de sacarle recursos a la gente y al campo». Luego de reclamar que se los convoque al diálogo, Buzzi exhortó para que se explique «cuánto nos van a sacar y a quienes le van a dar», así como la importancia de «dar prioridad al hambre y la indigencia en el país».

El eje del reclamo de Buzzi pasó por pedirle al Gobierno que discuta «en serio la política agropecuaria», incluyendo temas como las retenciones, pero advirtió: «no sea cosa que volvamos a errar el vizcachazo, perder el tiempo y apuntar más a la tribuna». Se refirió así a los anuncios que el Ejecutivo haría mañana, una vez que finalice el paro agropecuario de seis días.

Durante el acto-asamblea, Buzzi dijo, dirigiéndose a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: «estamos a tiempo de que a partir de mañana se pueda conversar, discutir, ponernos de acuerdo».

A su turno, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario LLambías, pidió que los argentinos luchen «entre todos, para buscar un futuro de país mejor».

En un encendido discurso, el ruralista pidió a las autoridades nacionales que gobiernen para la población y, en esa línea, casi gritando, se preguntó «¿por qué carajo no gobiernan para el pueblo»?. «Vamos por la unión nacional», afirmó, tras lo cual inició un típico canto futbolero, repitiendo el estribillo: «si este no es el pueblo, el pueblo donde está», que acompañaron los miles de chacareros presentes.

Por su parte, el titular de CONINAGRO, Carlos Garetto, reclamó al Gobierno que ponga en marcha «políticas urgentes para paliar las crisis que soportan las producciones de carne, lácteos y las economías regionales».

El dirigente cooperativista también ironizó contra reiteradas declaraciones del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, quien «siempre afirma que está trabajando para nosotros», por lo cual pidió al funcionario que lo haga «de manera que los productores escuchemos» lo que hace.

Durante el acto, que se desarrolló sin cortes de rutas y en medio de un clima en general tranquilo -salvo los incidentes registrados en la localidad chaqueña de Roque Sáenz Peña-, Biolcati y Buzzi confirmaron que la protesta finalizaría esta tarde, a las 17, con un abrazo simbólico al Congreso y el representante de la SRA lamentó «profundamente» que se pida al campo que «se haga cargo de esta crisis». (TELAM)