miércoles, febrero 21, 2024

Opinión

El peronismo necochense se aleja del matrimonio

Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

El peronismo local nunca fue «kirchnerista» la postura parece definida, volver a la identidad consolidando una alternativa peronista que no incluya al matrimonio presidencial. La decisión en Necochea estaría tomada.

Aquel concepto de que…» la interna del peronismo es la interna del país», adquiere a la luz de los acontecimientos pasados y presentes, visos de realidad.

Las últimas encuestas nacionales unitariamente diagnostican una caída inevitable del matrimonio K, perdiendo aliados de la Concertación Radical, alejando sectores independientes por sus políticas virulentas y confrontativas, ni hablar de los hombres y mujeres del campo en las antípodas de este gobierno nacional, sumándose a la deserción una gran parte del peronismo, los que no estuvieron nunca, los que comenzaron a marcar distancia en los últimos tiempos y los que esperan antes de fin de año en los reacomodamientos internos para saltar el cerco, ergo, intendentes del conurbano, único bastión que tiene Cristina para sostenerse, y parte del movimiento obrero, sumado a los impresentables grupos de choque piqueteros alentados por los Delia, Pérsico y compañía, verdaderos piantavotos oficialistas, y los errores presidenciales de mantener una defensa del INDEC o sostener personajes como Guillermo Moreno, cabeza visible de dirigentes que gran parte del pueblo argentino repudia.

Todo esto deja a las claras el pésimo momento político del matrimonio santacruceño, resaltando el aislamiento de Argentina en el mundo, donde salvo acuerdos con el caudillo prehistórico de Venezuela, Hugo Chávez, en el resto del planeta somos materia de análisis por nuestro comportamiento incomprensible, y peor aún , no gozamos de la confianza de la mayoría de los países del mundo.

El peronismo necochense, que tiene una conducción con personalidad y un partido funcionando en serio, nunca fue K. Sólo bastaron declaraciones y gestos de Gerónimo Venegas, a quien el conflicto del campo lo dimensionó en el distrito, más allá de la base peronista. Venegas el dirigente de más peso nacional en toda la historia política-sindical de nuestro medio, actual titular de las poderosas 62 Organizaciones, brazo sindical del peronismo, secretario general de uno de los gremios más importantes del país, UATRE, y directo responsable de RENATRE, teniendo como aditamento un lugar en la actual conducción del PJ provincial comienza a definir postura.

La ligazón de Venegas con la mesa de enlace del campo, que además se reúnen y trabajan juntos allí en la calle Reconquista sede de Uatre-Osprera, la llegada a los diferentes sectores sociales y las consultas directas de gobernadores de provincia sobre sus decisiones, con una base de trabajadores rurales y hombres de campo en casi todo el país, además de hacerlo un dirigente de suma importancia en el país, lo definió sin cortapisas en el plano local.

El justicialismo necochense esta parado en la vereda de enfrente del gobierno nacional. Siendo cuidadoso con el gobernador Daniel Scioli, de quien esperan una » diferenciación…», manteniendo contactos en la quinta sección electoral, algunos públicos otros privadamente, armando el tejido peronista, extendiendo el mismo a todo el contexto bonaerense.

Están exultantes en las últimas horas al recibir algunas encuestas, entre no peronistas, que consideran al peronismo opositor a los K como posibilidad de gobierno en todo el país.

Las figuras de Reutemann, Sola, De Narváez, Schiaretti, De la Sota, están en crecimiento siendo reconocidas nacionalmente con expectativas, y lo sugestivo es que Eduardo Duhalde, consigue el treinta por ciento de adhesiones, y la gente comienza a verlo como capaz de conducir la República, como » piloto de tormentas», tal cual situaciones vividas luego de la ida del doctor Fernando De la Rúa.

En el peronismo se preguntan por el doctor Gastón Guarracino, el referente más importante que sigue teniendo de cara al futuro.

Gastón, como le dicen amigos o no amigos, podría tener su lugar volviendo al senado provincial el año que viene, encabezando la lista de la quinta sección electoral, motorizando desde allí su pelea por una intendencia que hace meses se le negó por escasos votos, y hoy el ciudadano percibe que faltando tres años, de seguir este proceso » molinista» deteriorándose, el joven abogado poniendo un pie en el senado provincial y otro pie permanentemente en la ciudad, llegaría con claras posibilidades de recuperar la intendencia por el peronismo , sin descuidar su armado personal mucho más amplio desde el local de Primero Necochea, donde su conformación es más heterogénea, con una serie de técnicos y profesionales, que trabajaron y lo siguen haciendo, con proyectos alternativos para el distrito.

Sin sus figuras relevantes, el kirchnerismo tiene escaso peso en el distrito. Al menos por ahora.

Ya la luna de miel con el actual intendente terminó, el máximo conductor del PJ, Gerónimo Venegas, ediles como José Luis Vidal, dirigentes de peso como el presidente de la UPC, doctor Martín Migueles, ni hablar del sindicalismo en pleno, diferentes estructuras de base, y el ciudadano del interior del distrito, donde en La Dulce, Juan N. Fernández, Claraz, etc…, lugares donde se vivió a pleno el conflicto del campo-gobierno, dejaron las posturas bien definidas.

Las figuras de Francisco de Narváez encabezando la lista de diputados nacionales el año entrante, la posibilidad del ingeniero Felipe Sola en la de senadores, el armado territorial de Eduardo Duhalde, y los lanzamientos del denominado Movimiento Productivo Argentino, son desembarcos visibles de un proyecto que esta en marcha, bajando a cada localidad de las 134 que conforma el mapa bonaerense.

En la quinta sección electoral dirigentes de las trayectorias y capacidades de , Auza en Tandil, Pulti en Mar del Plata, Mircovich en General Madariaga, José Luis Pérez en Balcarce, Tomás Visciarelli en San Cayetano, Tato Mekievi en Dolores, Chicho Basile en Las Flores, por citar ejemplos, hablan a las claras de un poderío que puede tener una sólida armazón, con posibilidades electorales, de conseguir legisladores para sus proyectos, restándole poder al matrimonio presidencial ,en la provincia de Buenos Aires, lo cual puede ir marcando su descenso definitivo camino a las presidenciales del 2011.

El kircherismo ha licuado en seis meses una gran parte de su caudal político.

No ha sido la oposición, ni los medios de prensa, los organismos internacionales, la interna partidaria, el contexto global o la temida inflación en crecimiento, quienes lo perjudicaron, ha sido por obra y gracia de sus propios desaciertos. Lo peor no son los desaciertos, lo tremendo para el país es que siguen sin escuchar, sin comprender esta realidad.

El justicialismo necochense marcó la cancha, ampliándose en la quinta sección electoral, comenzando a definir postura.

¿Una vez más la interna peronista es la interna del país…?

¿Estará el propio cambio dentro del peronismo…?

¿Se adelantarán los tiempos de definiciones en la República Argentina?

El tiempo, en el largo o corto plazo, comenzará a darnos estas respuestas.