Sharing is caring!

Antes de fin de año, el Gobierno impulsará un proyecto de ley para la despenalización. El ministro de Justicia Aníbal Fernández agregó que se está buscando una «norma moderna e inteligente» sobre el tema. La presidenta Cristina Kirchner había dicho que «los adictos no son criminales».

La señal llegó este martes de boca de la propia presidenta Cristina Fernández: «Los adictos no son criminales. Los que tienen que ser condenados son los que venden la sustancia». La mandataria lo dijo durante la presentación de una encuesta nacional sobre consumo de alcohol, tabaco, psicofármacos y drogas ilegales. Y al bajar del estrado les dijo a los miembros del comité científico asesor que trabajan en el tema: «Espero ese proyecto de ley».

Este miércoles, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, reveló que «antes de fin de año estará terminado» el proyecto oficial para cambiar la mirada sobre los adictos y ofrecerles un tratamiento en lugar de penalizarlos como a un narcotraficante.

«Estamos buscando una norma moderna, inteligente y que le dé la responsabilidad al magistrado de resolver la problemática conforme se vaya presentando», agregó el ministro en declaraciones radiales.

Fernández se explayó sobre la postura del Gobierno sobre el tema: «Para nosotros es muy importante, ya no quedan dudas de cuál es la decisión tomada para seguir avanzando. Es lo que está haciendo el mundo: una fuerte política de prevención, tratando de que ninguno caiga en la situación de consumo de cualquier sustancia».

Agregó que con la nueva ley se buscará desplegar «una política de tratamiento ante la presencia de consumo, una fuerte política de reducción de daños y una fuerte política de represión en todas las formas de colocación de productos o sustancias ilegales, y el lavado de dinero del narcotráfico». (PARLAMENTARIO)