Nacionales

SINDICALES: Panel sobre el conflicto en el sector agropecuario.

Sharing is caring!

Convocado por la Mesa Nacional de la CTA se realizó en la sede de la central obrera una jornada de reflexión sobre la situación en el campo que contó con la disertación de cinco economistas. “Contar con mayores elementos de análisis es el objetivo de esta serie de actividades de formación política que iniciamos hoy hacia el interior de nuestra Central”, señaló en la apertura la dirigente Stella Maldonado.

Esta primera actividad abordó como tema de debate: «El conflicto en el sector agropecuario» y se hizo a sala llena en la sede nacional de la CTA. Los panelistas fueron los economistas: Axel Kicillof y Javier Rodríguez, de Grupo Cenda; Nicolás Arceo, de Cenda y Flacso; Abraham Gak, director del Plan Fénix; y Martín Hourest, del Instituto de Estudios y Formación. Además de miembros de la Mesa Nacional de la CTA estuvieron presentes secretarios generales de distintas provincias.

En la primera parte de las disertaciones los economistas del Grupo Cenda hicieron un raconto histórico del agro pampeano, sobre la evolución y rol del sector, y las retenciones; Hourest puso el eje en la necesidad de discutir otro modelo productivo de país; y, por último, Gack defendió la facultad del Estado para definir políticas.

Para Arceo –quien hizo un recorrido histórico del agro en la zona de la Pampa Húmeda– la importancia del campo “que hoy genera poco valor agregado” reside en que es “el mayor exportador de divisas, que alcanzan el 57,4%, es decir 31.703 millones, y aporta la mayor cantidad de bienes de la canasta básica familiar”.

En ese sentido, aseguró que desde 2002 el sector ha obtenido “rentabilidades extraordinarias ya que la devaluación favoreció esta situación, para colmo los pools de siembra sacan excedentes aún mayores”. Y recordó también que el valor de la tierra se ha incrementado y que “a enero de 2008 el valor por hectárea fue de 10.000 dólares”.

Asimismo, Kicillof sostuvo: “La crisis agraria sacó a la luz una serie de debates que estaban sepultados en los 90, por eso es necesario discutir el papel del sector agropecuario que parece que existió durante largos períodos, que nunca ha sido tenido en cuenta y que ahora aparece como el motor del desempeño económico”. Y agregó: “El tipo cambio actual de dólar caro lo ha beneficiado aún más, pero no así a los trabajadores”.

También aseguró que “el modelo actual ha llegado a su límite donde el gobierno ha creado un colchón de ahorro 50.000 millones de dólares en el Banco Central pero lo que se necesita es gasto, y son los trabajadores los que tienen que marcar la cancha”.

A renglón seguido Rodríguez defendió el sistema de retenciones y recordó que “la posición histórica de la Sociedad Rural fue que se eliminaran; que es una política que se hace en la mayoría de los países para desacoplar los precios externos de los internos, porque si no se dificultaría el acceso a la alimentación para la mayoría de la población y es una herramienta para mantener los precios”.

En este punto reclamó un régimen similar para el sector hidrocarburífero y minero. Este último tiene un régimen fiscal especial por 30 años lo que consideró como “una aberración”. Y dijo: “Faltan planes de desarrollo productivo para el país y no hay un proyecto de reforma tributaria en sentido progresista”.

Aunque defendió el sistema de retenciones Hourest subrayó que “el problema central de la Argentina sigue siendo la desigualdad” porque “no hay cambio de la matriz distributiva ni estrategia nacional de desarrollo”.

“La Argentina ha destruido en el último año y medio su sistema estadístico: es una agresión de clase que destruye la capacidad de saber cual es la línea de la pobreza, de la indigencia e impide la posibilidad de ajustar salarios, jubilaciones”, expresó.

En el cierre Gack argumentó: “Las retenciones no son impuestos, son instrumentos, derechos que tienen los países y en esto tengo una posición y quiero ser muy claro”. Y explicó: “En el primer trimestre de 2008 hubo un 21% de incremento de la maquinaria agrícola entonces están produciendo; la inversión argentina ha crecido en 2007 un 24.3% del PBI y ocupó la posición 15º en el mundo. Por eso hay que desterrar esa idea de que porque hay un conflicto en el campo el país se va a derrumbar”.

Entre los presentes se encontraban el secretario general de la CTA, Hugo Yasky; miembros de la Mesa Nacional como Maldonado, Cecilia Martínez, Daniel Jorajuria, Horacio Fernández, Francisco Nenna y Gustavo Rollandi. También estaban Hogo Rodríguez, secretario general de la CTA Chaco; Silvina Rossi, titular de la Central pampeana; y otros dirigentes como Roberto Baradel, Luis Gianini, Pablo Reyner, Rosana Merlos, Martín Micucci, entre otros. (ACTA)