Locales

BUENOS AIRES: Importante creación de una empresa incubada por EM-TEC.

Sharing is caring!

debora-giorgi.jpg

Crean un  software  que permite identificar rostros con mayor precisión generado a partir de un Concurso de Ideas Proyecto lanzado por la Provincia de Buenos Aires.

La idea había sido presentada en la convocatoria que anualmente realiza en Programa EM-TEC de Incubación de Empresas de Base Tecnológica y que este año permanecerá abierta entre el 14 de abril y el 15 de junio. Está destinada a ideas-proyecto de software, electrónica y diseño industrial

Un investigador platense de 34 años –que trabaja desde una incubadora de empresas del Estado Provincial-, desarrolló el primer software totalmente nacional de reconocimiento de rostro llamado “B-HS” (Sistema biométrico facial), que puede ser aplicado en varias áreas vinculadas con la seguridad y es capaz de asociar un rostro con fotos chicas, de baja calidad, e incluso con identikits.

La iniciativa, fue una de las seleccionadas en el marco del Programa de Incubación de Empresas de Base Tecnológica (EM-TEC) que promueve el Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción y la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA). Entre el 14 de abril y el 15 de junio, el EMTEC abrirá una nueva convocatoria para la presentación de ideas y proyectos innovadoras de software, electrónica y diseño industrial destinadas a jóvenes emprendedores.

Este llamado, el sexto que realiza el Programa, está orientado a aquellos proyectos innovadores, técnicamente factibles, que cuenten con un mercado potencial, se puedan aplicar a la política productiva regional y que contengan algún componente de contribución social.

La inscripción puede realizarse en www.em-tec.com.ar y solicitar mayor información a concurso07@em-tec.com-ar o al 0221 427 4331.

Así, desde su nacimiento el Programa cuenta ya con 8 empresas conformadas de Software y Electrónica; 22 proyectos incubados; 20 productos en proceso comercial; 13 proyectos de Diseño Industrial incubados; 50 emprendedores de Diseño Industrial y 100 emprendedores de Software y Electrónica. 

Entre los proyectos presentados se encuentran el  de Teclado en pantalla alternativa, un software para discapacitados motrices que opera el teclado y la PC moviendo cualquier parte del cuerpo; el Software lechero Sistema «Q Industrias Lácteas», para conocer los costos derivados de los procesos productivos; accesibilidad Web para discapacitados y disminuidos visuales que permite el acceso a personas ciegas; Pampatec –software de inteligencia comercial para el sector privado; Estratec, un tablero de comando y gestión estratégica para municipios; Liderar, un sistema computarizado para educación a distancia y Simultanews, totalmente desarrollado en entorno Web para organizaciones que utilizan como estrategia de comunicación y comercialización el e-mail.

Precisamente, el programa “B-HS” (Sistema biométrico facial) de identificación de rostros, forma parte de las ideas proyectos surgidas de una convocatoria como la lanzada actualmente. En este caso, la iniciativa fue desarrollada en 2003 por el Ingeniero en sistemas platense Héctor Sosa.

Según explicó Sosa, “el software permite el reconocimiento de una persona con una simple foto, sin importar la distancia, la calidad o píxeles, si es color o blanco y negro, o el ángulo desde la cual fue tomada”.

Esto en principio supone un gran avance sobre el sistema de origen italiano que actualmente se utiliza en nuestro país para esa tarea ya que solo trabaja con fotografías de limitadas características, lo que acota el rango de búsqueda, y dificulta el trabajo de los peritos.

Otra de las ventajas que presenta este sistema con respecto a su competidor europeo, es la posibilidad de adaptarlo en poco tiempo a las necesidades del organismo que lo utiliza o al tiempo histórico a medida que pasan los años.

El proceso de producción del B-HS comenzó a mediados del 2003 cuando el proyecto fue seleccionado para ser incubado por el programa EM-TEC, logrando así el apoyo económico necesario para su desarrollo. Sosa destacó el apoyo brindado por EM-TEC, ya que “permitió conseguir los recursos tanto económicos como humanos para poder desarrollar el software”.

Durante la incubación de su proyecto Sosa dedicó los primeros 8 meses a la investigación y vivió en la ciudad alemana de Bochum.

Luego volvió a Argentina para comenzar a desarrollar el programa, y en enero del 2007 se incorporaron a su equipo dos peritos de rostro y un ingeniero en sistemas para colaborar en los detalles de terminación del software.

Durante el 2007 Sosa expuso su proyecto en 5 oportunidades ante distintos organismos de la provincia y también ante el Ministerio del Interior de la Nación, donde fue considerado como el único sistema de reconocimiento de rostro producido en el país.

Si bien el software ya está terminado y tuvo buena aceptación entre los especialistas, todavía no obtuvo el financiamiento necesario para ponerlo en práctica. “El objetivo es insertar el programa en algún organismo, ya sea en el Servicio Penitenciario, en el Poder Judicial, o en los pasos fronterizos, donde el control a través del DNI es ineficaz. Estamos convencidos que puede ser de gran ayuda para la sociedad”, concluyó Sosa.

El Programa EM-TEC

El EM-TEC es un programa que depende del Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción y de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA). Fue creado en el año 2003 y en 5 años de de funcionamiento, viene incubando 27 proyectos. Tiene como principal objetivo promover la capacidad emprendedora de jóvenes, a partir de la incubación de ideas presentadas.

Los proyectos ingresan a través de un llamado a concurso anual de Ideas Proyecto, que convoca a jóvenes emprendedores para que se sumen a la incubadora.

El llamado se difunde en medios de comunicación, y especialmente en las Universidades que forman parte de la Incubadora, como la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional La Plata y Universidad Católica de La Plata (UCALP).

Estas instituciones, a las que se suman el INTI, la SeCyT y COPRET (Consejo de Provincial de Educación y Trabajo) conforman un comité encargado de evaluar en última instancia si los proyectos cumplen con alguna de las siguientes características: tener un perfil comercial o mercado potencial; innovación propuesta; ser técnicamente factible; estar insertos en la política productiva regional y tener algún tipo de contribución social.

Esta etapa denominada PRE-Incubación se inicia con la idea-proyecto inscripta por uno o varios emprendedores y finaliza con los equipos de trabajo conformados, un plan de negocios diseñado y listo para iniciar el proceso de conformación del emprendimiento.

Posteriormente, comienza la incubación propiamente dicha, que brinda servicios de capacitación, promoción comercial, vinculación institucional, apoyo edilicio, etc., que permiten luego de un tiempo estimado en alrededor de 2 años, constituir una empresa organizada de manera que logre alcanzar sustentabilidad en el tiempo.