TRIGO: Aumentan las compras de Brasil

Un grupo de funcionarios y empresarios argentinos viajaron esta semana a San Pablo -Brasil- para participar de un nuevo Congreso Internacional de la Industria del Trigo (ABITRIGO) aprovechando el buen momento que atraviesa el cereal. Esto favorece, sin dudas, a Puerto Quequén.

En el encuentro quedó manifiesta la intención de las empresas brasileñas de aumentar las importaciones de trigo debido a la caída de la cosecha en el vecino país y a las ventajas competitivas que se presentan por la cercanía y la calidad del cereal argentino.

Uno de los que integró la comitiva argentina fue el analista Javier Buján. “Se nos están presentando muy buenas oportunidades para crecer en el mercado de trigo de Brasil donde somos competitivos”, explicó el director de la consultora Kimei Cereales.

En Brasil se estima que la cosecha de trigo 2017/18 caerá entre un 10% y un 20% y se ubicará en el orden de las 4 o 4,5 millones de toneladas. En la Argentina, por el contrario, se habla de una producción récord de hasta 20 millones de toneladas.

Si bien Brasil es el principal comprador de trigo de nuestro país, en los últimos años perdió participación y decidió incrementar su producción local debido al control de las exportaciones que limitaron la cosecha argentina durante el kirchnerismo.

Sin embargo, las condiciones agroecológicas de Brasil no son del todo aptas para producir trigo de calidad por lo que el presidente Michel Temer, aprovechando el boom triguero argentino, le hizo un guiño a Mauricio Macri habilitando más compras.

“La caída en la producción de Brasil implica que la provincia de Buenos Aires (donde se cosecha el 70% del total nacional) tendrá la posibilidad de colocar más trigo y harina en ese mercado”, señaló Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria bonaerense.

“Buscamos consolidar el mercado brasileño apostando a mayor cantidad y calidad de trigo y harina porque entendemos que es fundamental potenciar una cadena que genera 120 mil puestos de trabajos directos e indirectos en la provincia”, agregó Sarquís.

Tal es el entusiasmo por este cultivo que los principales referentes del sector comenzaron a plantear la posibilidad de organizar el año que viene el primer Congreso Internacional de Trigo en la Argentina para instalarlo como una marca en el mundo.

“Tenemos que salir a mostrar al mundo la capacidad que tiene la cadena triguera a través de una megamuestra internacional donde estén todos los actores involucrados”, indicó Diego Cifarelli, presidente de la Federación de la Industria Molinera (FAIM).

“No nos podemos quedar de brazos cruzados; el año que viene, junto a los exportadores, la molinería, los productores, los fabricantes de pastas, galletitas y congelados, tenemos que organizar dos jornadas intensas para mostrar el brillo de la cadena”, dijo Cifarelli.

Cabe mencionar que si bien la Federación de Acopiadores organiza una vez cada dos años el Congreso “A Todo Trigo” en Mar del Plata, ese evento consiste en exponer las problemáticas y los desafíos de los productores puertas adentro (a nivel interno).

Este Congreso Internacional de Trigo que están ideando los referentes del sector, en cambio, tiene como objetivo seguir abriendo mercados. De hecho, la semana que viene una comitiva viajará a Egipto, al tiempo que también habrá giras a Nigeria y Colombia.

Asimismo, entre el 8 y el 10 de noviembre próximo se realizará en Tecnópolis una ronda de negocios a la que vendrán unos 150 compradores de América Latina y el Caribe con el objetivo de incrementar la red de proveedores con empresas locales.

LPO

Compartir noticia