SE DICE QUE…: Entretelones de la desprolija salida de Prat Gay del Gobierno

El ex JP Morgan se enteró la misma mañana que lo despedían. Su reemplazante estaba en la playa y tampoco sabía. Informe de la Política On Line.

Así de desprolija fue la salida del ministro de Hacienda y Finanzas, el primer ministro en renunciar en la era macrista, que rechazó una oferta para continuar trabajando para el Gobierno en el exterior, tal como adelantó LPO.

Quien le comunicó el despido fue su némesis, Marcos Peña, que no disimuló en la conferencia de prensa posterior, de la que no participaron ni el ministro saliente ni su reemplazo, que el ex JP Morgan no había renunciado sino que el presidente había pedido su desplazamiento.

Tampoco disimularon en el equipo de Peña, presente en la conferencia, que Prat Gay se había “sorprendido” por la decisión de Macri.

En la Rosada confirmaron a LPO que el reemplazante de Prat Gay, Nicolás Dujovne, también se enteró este lunes del cambio de gabinete que lo involucraba.

La razón por la que Dujovne tampoco participó de la conferencia de prensa de este mediodía fue geográfica: estaba pasando las fiestas en Punta del Este y debió apurar su vuelta para empezar a hacerse cargo de la economía argentina.

Una vez en el país, Dujovne se reunió en el despacho del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que es amigo del economista. No es casual la reunión con Frigerio: el ministro político se tuvo que hacer cargo de la pelea por Ganancias y salvar al Gobierno luego del flojo proyecto que envió Prat Gay al Congreso, que por estas horas definían en la Rosada como la gota que rebasó el vaso.

La desprolijidad del Gobierno en el anuncio quedó en evidencia por un detalle que adquiere relevancia por la manía del Gobierno, en especial por el ala comandada por Peña, por tener controlada la faceta discursiva y comunicacional antes que cualquier otro aspecto de la política.

Una vez anunciado al nuevo ministro, miles de usuarios de Twitter reprodujeron tweets de Dujovne en los que criticaba al Gobierno y a algunas de sus figuras principales.

Es que el nuevo ministro no es un macrista puro sino que entró en política de la mano de la UCR. El histórico operador radical Jesús Rodríguez se lo acercó a Ernesto Sanz a su campaña presidencial del año pasado, en las que el mendocino enfrentó a Macri dentro del frente Cambiemos.

Luego de algunas horas en los que circularon sus tweets viejos, el flamante ministro le puso un candado a su cuenta, por lo que sólo pueden ver sus publicaciones quienes ya lo seguían o los usuarios que el ministro autorice manualmente.

Compartir noticia