lunes, octubre 02, 2023

Internacionales

Pánico en Francia: Un hombre atacó a cuchillazos

Sharing is caring!

Dos de los pequeños y el adulto están en estado crítico. El hecho ocurrió en la ciudad francesa de Annecy y fue perpetrado por un ciudadano sirio con estatus de refugiado legal en ese país europeo.

Cuatro niños y dos pensionistas fueron apuñalados el jueves en un parque de la tranquila ciudad montañosa de Annecy, en el sureste de Francia, un ataque que el Gobierno atribuyó a un refugiado sirio.

Un video del ataque, tomado por un transeúnte y verificado por Reuters, muestra al agresor saltando una valla baja hacia un parque infantil y arremetiendo repetidamente contra un niño en un cochecito, empujando a un lado a una mujer que intenta esquivarlo.

Dos de los menores y un adulto fueron hospitalizados en estado grave, mientras que las demás víctimas sufrieron heridas de menor preocupación.

La primera ministra, Elisabeth Borne, dijo que el presunto agresor, que estaba bajo custodia policial, era un ciudadano sirio al que se concedió asilo en Suecia hace 10 años. El hombre de 31 años había entrado legalmente en Francia y portaba documentos de identidad y permiso de conducir suecos.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, informó que Francia había rechazado una solicitud de asilo presentada por el sospechoso a principios de este mes y que llevaba «ciertas insignias religiosas cristianas».

La fiscal local que dirige la investigación detalló que no había indicios de que el terrorismo fuera la motivación del agresor, a quien se investiga por intento de asesinato. Los cuatro niños tenían entre 22 meses y tres años. Uno era de nacionalidad británica y otro neerlandés, añadió.

Un transeúnte intentó detener al agresor, que llevaba un pañuelo azul a cuadros en la cabeza y gafas de sol, mientras acuchillaba a sus víctimas, según el vídeo.

«Los niños y un adulto están entre la vida y la muerte. La nación está conmocionada», lamentó el presidente francés, Emmanuel Macron, en un comunicado publicado en Twitter, calificando el ataque como «un acto de absoluta cobardía».

La policía no ha hecho público el nombre del sospechoso. Una mujer identificada como su exesposa dijo a BFM TV que su expareja era cristiana. «Él no me ha llamado en cuatro meses. (Nuestra relación) se detuvo porque vivíamos en Suecia y él ya no quería vivir más en Suecia».

La mujer agregó que él no había mostrado una veta violenta anteriormente, mientras que la agencia de noticias francesa AFP informó que el agresor llevaba consigo un libro de oraciones cuando lanzó el ataque.

Antecedentes judiciales.

El incidente tuvo lugar alrededor de las 07:45 GMT en el parque Le Paquier en Annecy, una ciudad en los Alpes franceses. «Claramente apuntó a los bebés», dijo a BFM TV un testigo que se identificó como Ferdinand.

Documentos de la corte sueca vistos por Reuters mostraron que el sospechoso, cuyo nombre la agencia confirmó con la policía, fue multado por fraude en Suecia en 2022 por reclamar beneficios de desempleo y estudiantiles al mismo tiempo. El fallo señalaba que había tenido problemas financieros y tuvo que vender las joyas de su esposa para llegar a fin de mes.

El ataque terminó cuando la policía le disparó y lo sometió. El agresor no resultó herido, dijo el fiscal. Otros testigos describieron el parque como generalmente tranquilo, popular entre los turistas por sus vistas del lago de Annecy y las montañas.

Francia se ha visto conmocionada por una serie de incidentes violentos en los últimos meses, incluido el apuñalamiento fatal en mayo de una enfermera en la ciudad norteña de Reims.

Macron ha denunciado lo que llama un «proceso de descivilización» en el país, mientras legisladores de la oposición dicen que su gobierno ha sido demasiado laxo con la ley y el orden.

«Nada más abominable que atacar a los niños», dijo en Twitter el presidente de la Asamblea Nacional, Yael Braun-Pivet. El Parlamento realizó un minuto de silencio por el incidente.

(Reporte de Gabrielle Tetrault-Farber en Annecy y Benoit Van Overstraeten, Geert De Clercq, Juliette Jabkhiro, Layli Foroudi, Nicolas Misculin, Bertrand Boucey y Michel Rose en Paris; Escrito por Geert De Clercq, Silvia Aloisi y Richard Lough, Reuters).