domingo, mayo 26, 2024

Policiales y Judiciales

A casi nueve años de la muerte de Noa Suárez

Sharing is caring!

Recién el 14 y 15 agosto se llevará a cabo el debate por la muerte de Michel “Noa” Suárez, el joven que fue encontrado ahorcado en una de las dependencias de la Comisaría de Quequén.

Son cuatro los policías imputados, los que aprehendieron al joven que tenía 20 años y quienes estaban de guardia en la mencionada dependencia oficial.

Suárez fue atrapado en la vía pública luego de un llamado de un vecino que alertó a los efectivos sobre la rotura de un cristal del local del Partido Fe, en Quequén.

Del hecho habrían participado también otros sujetos que nunca fueron apresados la noche del 5 de diciembre de 2014, mientras que el trágico final de Suárez se produjo alrededor de la 1.30 de la madrugada del sábado 6.

Lo concreto que el joven fue hallado colgado de unos barrotes del “locutorio” de la Seccional Segunda, donde se alojan a las personas aprehendidas por algunas horas.

Según el médico forense que realizó la autopsia, se utilizaron los cordones de las zapatillas y de la malla que Suárez llevaba puesta en ese momento.

En ese sentido, vale señalar que el juicio por el fallecimiento de Michel Suárez se inició en febrero del 2021 en el recinto del Correccional, pero el abogado que representa al particular damnificado (la familia de la víctima), solicitó ampliar la calificación legal contra los efectivos policiales.

En ese momento, la jueza que subrogó en ámbitos del Juzgado en lo Correccional N° 1, Mariana Giménez, hizo lugar al requerimiento del letrado y se declaró “incompetente”, ya que la pena en expectativa es muy superior.

La magistrada consideró en su resolución, la oportunidad de permitir al particular damnificado reunir nuevas pruebas en la causa y volcarlas ante los jueces de la instancia del Tribunal Criminal.

El controvertido caso está ahora en manos del fiscal Horacio Sirimarco, quien deberá analizar el expediente y las evidencias obtenidas en la etapa de instrucción penal preparatoria.

En principio, la postura de la Fiscalía fue llevar adelante la acusación a los policías por los delitos de “homicidio culposo y severidades”, como la sostuvo en su momento el fiscal Walter Pierrestegui en el Juzgado Correccional.

Pero el letrado que asiste legalmente a la familia Suárez, en su pedido de ampliar la imputación, se volcó a “torturas seguida de muerte”.

Lo cierto que han pasado muchos años de lo ocurrido y hasta será complejo convocar nuevamente a los testigos para el nuevo juicio en la sala del Tribunal Criminal.

E D