domingo, mayo 26, 2024

Espectáculos

Echaron a Victoria Alonso por producir «Argentina, 1985»

Sharing is caring!

A diferencia de las versiones que circularon durante los últimos días, la película Argentina, 1985 estuvo en el centro del repentino despido la semana pasada de la ejecutiva de Marvel Studios, Victoria Alonso, según divulgó este viernes el portal The Hollywood Reporter.

De nacionalidad argentina y largamente radicada en Hollywood, Alonso fue una de los ocho coproductores de la realización distribuida por Amazon y que compitió por el Oscar a la mejor película internacional.

Sin embargo, al asumir ese papel, Alonso habría incumplido su contrato, varias veces, según las fuentes. Después de repetidas advertencias, la situación llegó a un punto crítico la semana después de los premios de la Academia y finalmente llevó a su despido.

Fue una sacudida sísmica en Marvel, donde durante años Alonso fue parte de la llamada «santísima trinidad», junto con el jefe de Marvel Studios, Kevin Feige, y el copresidente Louis D’Esposito, quienes llevaron al Universo Cinematográfico de Marvel a alturas cada vez mayores.

Según fuentes de Marvel consultadas por THR, Alonso violó un acuerdo de 2018 que incluía los estándares de conducta comercial de la compañía, que establece que los empleados no pueden trabajar para estudios competidores.

Las fuentes dicen que Alonso no pidió permiso para trabajar en Argentina, 1985, ni dio aviso. Cuando Disney se enteró del proyecto y de la violación del contrato, su servicio de larga data y su condición de veterana llevaron a la compañía a darle una dispensa con la condición de que no trabajara más en la película. Tampoco debía promoverlo ni publicitarlo de ninguna manera.

La situación de un alto ejecutivo que trabajaba en una película fuera de los límites de la compañía se consideró lo suficientemente grave como para involucrar al equipo de auditoría de la gerencia y se firmó un nuevo memorando, según una fuente.

Según el portal de Hollywood, un representante de Alonso declinó hacer comentarios. Y lo mismo sucedió con los de Disney.

Argentina, 1985 se estrenó en septiembre de 2022 en el Festival Internacional de Cine de Venecia, y ya desde entonces Alonso se ubicó en el centro de la campaña de promoción de la película, asistiendo a proyecciones y paneles y haciendo entrevistas en nombre del film.

Según las fuentes, se le recordó su acuerdo y su incumplimiento varias veces, pero la campaña continuó. Incluso apareció en la alfombra roja del Oscar no como una ejecutiva de Marvel asociada con la multinominada Black Panther: Wakanda Forever de ese estudio, sino como productora de Argentina,1985, caminando junto con el director de la película, Santiago Mitre, y todo su equipo.

Lo que también habría molestado a los ejecutivos de Disney fue que mientras ella estaba ocupada promocionando Argentina, 1985, su alcance sobre los efectos visuales de Marvel, como presidenta de producción física y postproducción, efectos visuales y animación, estaba más ocupada que nunca.

A lo largo del último año, a medida que Marvel bombeaba un número sin precedentes de series y películas, surgió una impresión general de que los artistas de efectos visuales no estaban siendo bien tratados por Marvel, sometidos a largas jornadas de trabajo y a plazos muy ajustados.

Los lanzamientos, incluida la más reciente película de Marvel, Ant-Man and the Wasp: Quantumania, fueron criticados por un trabajo de efectos visuales mediocre, mientras que la propia Alonso «se volvió cada vez más polarizadora», según The Hollywood Reporter.

«Solo se le puede pedir a una persona que se quede hasta la 1 a.m. trabajando en tomas de efectos visuales durante un determinado tiempo antes de que las cosas comiencen a romperse», dijo una fuente de postproducción de Marvel. Otro técnico de postproducción dice que algunos de sus colegas han evitado trabajar con Marvel debido a la reputación de Alonso de ser «desafiante».

Para Alonso, Argentina, 1985 fue un desafío personal. «Hice muchas historias sobre superhéroes», le dijo la productora al portal IndieWire en una entrevista publicada el mes pasado. «Y siempre quise contar una historia sobre lo que sucedió en Argentina, porque yo podría haber sido una de esas 30.000 personas que hizo desaparecer la dictadura militar».

Según IndieWire, fue el coproductor Axel Kuschevatzky quien convenció a Victoria Alonso de que se sumara al equipo de Argentina, 1985. Pero según ese mismo portal, Kuschevatzky «le había sugerido que antes le pidiera permiso a Marvel y a Disney para ayudarlo a hacer la película», algo que aparentemente Alonso no habría hecho.

Igualmente, parece por lo menos extraño que una decisión tan drástica, que todavía causa desconcierto en Hollywood (de hecho, Alonso todavía no tiene reemplazante en Marvel), haya llegado tan tarde, cuando ya estaban todas las cartas sobre la mesa.

Página/12