lunes, marzo 20, 2023

Destacadas, Generales, Locales, Opinión

Los que hablan de violencia y se hacen los giles

Sharing is caring!

Por Horacio Castelli

Esta semana, hemos vivido una situación emergente, con la agresión a una docente de Necochea, que muestra una violencia que va creciendo.

Muchos piden soluciones inmediatas, a situaciones puntuales, y dejan de lado las acciones que llevan a estos momentos de violencia.

Se le exige a las autoridades que tomen medidas, mientras la sociedad juega al peligroso juego de insultar, agredir, mentir por todos los medios posibles.

Se les exige a los funcionarios soluciones que deben tomar los padres y madres en sus hogares, los comunicadores sociales en sus medios y los jueces y fiscales en sus fallos.

¿No es violencia que Jorge Lanata les pida a los compañeros de los hijos de un juez que los escrachen porque a él no le gusta las medidas judiciales que toma?

¿No es violencia que el diputado Iglesias insulte y le de la espalda a la investidura presidencial en plena sesión de apertura de la legislatura?

¿No es violencia que se le permita a un sujeto como Milei que insulte y avise que va a «cagar a palos a los zurdos de mierda» en los medios de comunicación y se lo festeje?

¿No es violencia que el Diario Clarín publicara los celulares de las hijas de Gils Carbó, la Procuradora que deseaban que renunciara, para que la gente las acosara?

Lo peor que le puede pasar a una sociedad es que sus integrantes siempre encuentren un chivo expiatorio para no hacerse cargo de sus propias culpas.

Argentina es un país maravilloso, está inmerso dentro de un mundo que vive y trabaja desde su centros de poder para instalar la oligarquía, despreciando al capitalismo.

Las oligarquías de derecha e izquierda están ganando la guerra y lo hacen a través de la violencia permanente. Por favor, no nos hagamos los giles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *