miércoles, mayo 22, 2024

Economía, Nacionales

Los aumentos que llegaron en febrero

Sharing is caring!

Hubo incrementos en combustibles, telefonía, prepagas y tarifas de electricidad.

También se aplicará el nuevo esquema de subas en cuotas de prepagas. Quedan pendientes colegios privados, subte y agua en el resto del año.

En cuanto a los combustibles, el esquema de aumento para la nafta y el gasoil, acordado entre el Ministerio de Economía y las empresas petroleras, significarán un incremento de 4% durante febrero. Además, habrá otra suba del 3,8 por ciento en marzo, tras el ingreso de las petroleras al programa de Precios Justos.

En el caso de las prepagas, donde el sector cerró 2022 con aumentos por encima del 100%, comenzarán a aplicar una nueva fórmula de aumentos para las cuotas a partir de febrero, vinculada al índice de variación salarial (Ripte). En los primeros 18 meses, el incremento del valor de las cuotas tendrá como tope máximo el 90% del índice Ripte del mes anterior. Se aplicará a quienes a quienes tengas ingresos inferiores a seis salarios mínimos, vitales y móviles ($406.458 en febrero).

Con respecto al gas y la electricidad, en enero se realizaron dos audiencias públicas para definir aumentos para el transporte y la distribución, dos de los costos que impactan en el precio final de las facturas de gas y electricidad. Dichos aumentos se aplicarán a partir de febrero, aunque aún no han sido anunciados de forma oficial.

También hubo nuevas subas en los servicios de telefonía, internet y TV por cable, luego de que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizase incrementos de hasta 9,8% en febrero y 7,8% en abril.

Por otra parte, la empresa Aysa aplicó en enero una nueva etapa del esquema de quita de subsidios gradual para usuarios de sectores de ingresos medios y bajos. Los recortes, donde los subsidios para usuarios de zonas medias pasaron de cubrir el 40% a 20% del total de la factura, se mantendrán hasta el 28 de febrero, dejando de recibir el beneficio a partir de marzo.

Por su parte, los usuarios de zonas de ingresos más bajos (son algo más de 1 millón) mantendrán un 15% de subsidios a partir del mes de marzo.

Con respecto a los alquileres, los aumentos serán cercanos al 86% para los inquilinos cuyos contratos deban renovarse en febrero (contratos firmados en febrero de 2022 o de 2021), según el índice de actualización que establece la Ley de Alquileres vigente. La normativa contempla en partes iguales las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la variación de los salarios (Ripte).

Para marzo quedará pendiente el incremento en los subterráneos porteños, luego de que la empresa Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) realizce una audiencia pública para aprobar actualizaciones en las tarifas en cuatro tramos para 2023.

La propuesta estipula que el pasaje pase a costar $58 en marzo, $67 en mayo, $74 en junio y $80 en septiembre, estimándose que el incremento “permitirá reducir el subsidio del Estado, que actualmente ronda el 86% y es muy superior al promedio histórico de 60%”.

En este sentido, continuará vigente el beneficio para pasajeros frecuentes, que representan 39% de los pasajeros diarios. Las rebajas son de 20%, 30% y 40% una vez que se superen los 20, 30 o 40 viajes mensuales, respectivamente.

La Tecla