lunes, mayo 27, 2024

Internacionales

Francia paralizada por protestas

Sharing is caring!

Se trató de la mayor movilización en tres décadas contra una reforma social que modifica la edad de jubilación de 62 a 64 años escalonado hasta el 2023 y adelantar a 43 los años de aportes para cobrar una pensión completa.

Las nuevas protestas llegaron un día después de que el Parlamento empezara a debatir el polémico proyecto de ley, que contempla el retraso progresivo de la edad de jubilación de 62 a 64 años de acá a 2030 y el adelanto a 2027 de la exigencia de cotizar 43 años -y no 42 como ahora- para cobrar una pensión completa.

Sus llamados por el momento no encontraron eco en el Parlamento. El pasado lunes, en la primera jornada de debate en el pleno de la Asamblea Nacional, 292 diputados votaron en contra y 243 a favor de una moción de la izquierda que pedía la retirada de la reforma.

En una concesión de última hora, la primera ministra, Elisabeth Borne, anunció que las personas que empezaron a trabajar entre 20 y 21 años podrán jubilarse con 63 años, pero sin lograr convencer a todos los diputados de LR.

Si para el 26 de marzo, las dos Cámaras del Parlamento no lograron pronunciarse, el gobierno de Macron podrá aplicar su reforma por ordenanza.

Télam