miércoles, febrero 01, 2023

Agro, Justicia, Nacionales

Sigue la investigación sobre Vicentín

Sharing is caring!

Ahora piden investigar si uno los denunciantes de Vicentín cometió «estafa procesal». La firma Commodities S.A. de Mariano Grassi no habría informado al juez del concurso que se habían desprendido de las acciones a los pocos mese del default de la agroexportadora.

Un pedido de Aclaratoria por el pago de las costas por el pedido de avocamiento del concurso a la Corte de Santa Fe dejó flotando una sospecha sobre el accionar del demandante Commodities S.A., cuyo titular es Mariano Grassi, uno de los interesados en la apertura del cramdown para hacerse de la agroexportadora.

Es que cuando la Corte provincial rechazó el «per saltum», no detalló en su resolución sobre quién debía hacerse cargo de los honorarios del procedimiento; «creemos que deberían recaer sobre Commodities que fue la que perdió con su planteo», consideraron los representantes de Vicentín.

Sin embargo, los abogados hicieron un planteo mucho más de fondo, y se preguntaron si Commodities S.A. tenía legitimación para hacer la presentación en el Máximo Tribunal santafesino ya que según detectaron en sus balances, la firma habría trasladado la acreencia que tenía con Vicentín a los accionistas de la corredora agropecuaria entre agosto y noviembre de 2020.

Si bien, la cesión de los créditos a los accionistas es común en casos de quebrantos muy grandes y cuando hay riesgos de cobrar para diluir la carga y no que afecte impositivamente a la totalidad de la empresa, lo que debía haber hecho Commodities es haber informado en el trámite concursal.

Sin embargo, esa maniobra legal recién fue advertida ahora; «surge de sus balances que Commodities S.A. cedió su crédito a sus accionistas en algún momento entre el 24-8-2020 y 30-11-2020, concretando a partir de allí innumerables presentaciones, arrogándose la condición de acreedor que ya no tenía cómo efecto de esa cesión», explicó el constitucionalista Maximiliano Toricelli en la presentación a la Corte.

En consecuencia, el letrado considera que «quien efectuó la solicitud tiene una notable carencia de legitimación activa, y ocultó esa condición tanto a este Tribunal, como a otros tribunales, actuantes».

Es decir, que Grassi habría ocultado el traspaso de la acreencia a los accionistas para presentar a Commodities como una de las principales perjudicadas con el default de Vicentín cuando en realidad, esos derechos ya habían sido cedidos.

Por lo tanto, el principal argumento que Grassi esgrimía para impulsar el cramdown junto a importantes empresarios locales y nacionales para quedarse con la agroexportadora podría derrumbarse definitivamente a la vez que podrían haber incurrido en el delito de «estafa o fraude procesal».

La figura corresponde a un engaño en un proceso judicial, en este caso el concurso, con la finalidad de producir un error en el magistrado y conseguir así una resolución favorable a sus intereses perjudicando a un tercero.