martes, febrero 07, 2023

Agro, Locales

Cómo afecta la sequía al sudeste de la Provincia

Sharing is caring!

Por la sequía, se espera la peor cosecha de trigo en 15 años y se retrasa la siembra de soja, algo inédito en la Argentina.

La extensa sequía que afecta a todo el país y en especial a la denominada zona núcleo, provocará la peor cosecha de trigo de los últimos 15 años, de acuerdo a las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario; a la vez que retrasó la siembra de la soja de primera, algo inédito en tierras pampeanas.

Si bien ya en junio pasado se esperaba una reducción de alrededor de un millón de hectáreas del área implantada de trigo en relación al año pasado, los guarismos de noviembre son aún peores: según la Bolsa de Comercio rosarina, la estimación de este mes es de 23 qq/ha contra los 31,5 qq/ha promedio de los últimos 5 años, lo que significa una pérdida de entre 300 y 800 dólares por hectárea.

«Para encontrar un rinde más bajo hay que retroceder hasta la fatídica campaña 2008/09: el rinde país estuvo por debajo de los 20 qq/ha; Argentina produjo tan solo 7,5 Mt», señalaron. Pues a la falta de agua, que ya era un limitante de la siembra, se sumó además las heladas registradas durante los fines de semana de octubre, que impactaron profundamente en el rinde.

Y añaden: «Con los nuevos valores la pérdida estimada para los productores de zona núcleo asciende a los 650 millones de dólares, considerando un rinde promedio de 15 qq/ha y 391.000 hectáreas de superficie perdida.»

Respecto de la provincia de Buenos Aires, el informe de la Bolsa de Comercio informó sobre el impacto del clima principalmente en el centro y sudeste del territorio bonaerense.

Y expresó: «la posibilidad de que Buenos Aires contuviese el golpe, o por lo menos lo hiciese el bastión triguero, va quedando atrás. Los rindes se han sido reducidos en un 30% respecto de sus potenciales. Los ajustes pueden seguir. Los técnicos del área de mar y sierras explican: «hasta ahora estimamos una caída de rinde del orden del 30 por ciento, sin contar la última helada del 1ro de noviembre que afectó a toda la zona serrana. Ya vimos lotes con pérdidas del 100 por ciento».

«En Tandil dicen que la condición hídrica mejoró, pero no ha sido parejo. Los efectos de las heladas se están empezando a ver. Hay muchos cuadros afectados. Se suman las bajas temperatura de la última (1/11). Están llegando los peritos en 10 días. Ahora tenemos puesto el foco en cuantificar el efecto de las heladas. Hay mucha preocupación porque, en general, los cuadros están en antesis», explican en el área.

Asimismo, indicaron que en los últimos días hubo un repunte de la actividad esperando el auxilio de las lluvias pronosticadas, por el cual se han sembrado casi 1,5 M de ha, un 8% de las 17,1 M de ha intencionadas para este ciclo 2022/23.

«Los pronósticos de corto plazo indican la probabilidad de lluvias sobre la franja oeste de país, inicialmente débiles y aisladas pero que se irán potenciando y ganando área sobre parte del centro y norte argentino. Si bien no se esperan acumulados demasiado abundantes las precipitaciones pueden ser relativamente generalizadas y un alivio en aquellos sectores con perfiles menos castigados», se esperanzan.

¿Qué pasa con la siembra de soja?

La sequía trajo aparejado otro problema para la producción: el retraso de la siembra de soja que habitualmente suele concretarse entre el 20 de octubre y el 15 de noviembre. Según otro informe de la Bolsa de Comercio rosarina, «6 % de la soja de primera se sembrará fuera del período dónde se obtienen los máximos potenciales».

«Hace un año, se había implantado un 80% de la superficie de la soja de primera y preocupaba estar llegando al límite de la fecha ideal de siembra para el área. En el 2022, se alcanzó a sembrar solo el 24% de la siembra de primera, forzando siembras en lotes dónde solo hay humedad para la germinación, sembrando solo en los mejores lotes y esperando que los pronósticos de lluvia cumplan en los próximos días y permitan una buena implantación», manifestaron.

«La siembra es tan trabada este año, que en algunas zonas incluso se prevé que podría haber soja de primera sembrada a fines de diciembre. Es algo muy inusual lo que está sucediendo en este año, ya que no hay antecedentes de algo similar por lo menos en los últimos 12 años: nunca se sembró una proporción tan grande de soja de primera luego del 15 de noviembre. Por lo que el ciclo de soja de primera 2022/23 tendrá el potencial más bajo de rinde de soja de primera de los últimos doce años y las peores condiciones de siembra», advirtieron.