miércoles, febrero 01, 2023

Justicia, Nacionales

Gerardo Milman vinculado al atentado a Cristina

Sharing is caring!

El ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, el senador Leopoldo Moreau y el diputado Rodolfo Tailhade consideraron de extrema gravedad que el legislador opositor haya tenido conocimiento del hecho, como se investiga, y aseguraron que debería ser citado a declarar.

La justicia federal investiga si el diputado de Juntos por el Cambio Gerardo Milman sabía que la noche del 1 de septiembre la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sería víctima de un intento de magnicidio y si dijo que cuando ocurriera el hecho, él estaría «camino a la costa», informaron fuentes con acceso a la investigación judicial.

El ministro de Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, calificó como «grave” el testimonio de un empleado del Congreso que contó en la Justicia que el diputado de Juntos por el Cambio (JxC) Gerardo Milman tenía conocimiento sobre que se preparaba un atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Por su parte, el diputado nacional por el Frente de Todos (FdT) y presidente de la Comisión Bicameral de Inteligencia, Leopoldo Moreau, consideró que «es una cuestión delicada» la investigación que se sigue en la Justicia Federal para corroborar si Milman tenía conocimiento de que iba a perpetrarse el intento de magnicidio.

Finalmente, el diputado nacional Rodolfo Tailhade aseguró que la jueza federal María Eugenia Capuchetti «ya debería haber citado» al diputado de Juntos por el Cambio.

La pista que se investiga

La pista se investiga en un legajo reservado que se abrió a partir del testimonio de un asesor del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, quien aseguró haber escuchado a Milman hacer referencia al ataque antes de que ocurriera.

El testigo, cuya identidad se mantendrá bajo reserva, aseguró ante la justicia que el episodio ocurrió el 30 de agosto en el restorán Casablanca, ubicado a metros del Congreso, después de las 15.20, según pudo reconstruir Télam.

El testigo aseguró haber escuchado que el diputado Gerardo Milman, de JxC, le decía a dos mujeres con las que compartía mesa que «cuando la maten» él iba a estar «camino a la costa»; algo que volvió a su mente dos días después cuando se enteró del intento de magnicidio.

Repercusiones en el Frente de Todos

El ministro del Interior Eduardo «Wado» De Pedro calificó como «grave» el testimonio que vincula a Milman con el atentado contra Cristina

“No nos imaginábamos que la violencia política podía volver a Argentina. Es muy serio y muy grave la denuncia que dice que un diputado como (Gerardo) Milman tenía conocimiento de este hecho”, señaló De Pedro en declaraciones a El Destape Radio.

En la misma línea, el diputado nacional por el Frente de Todos (FdT) y presidente de la Comisión Bicameral de Inteligencia, Leopoldo Moreau, consideró que «es una cuestión delicada» la investigación que se sigue en la Justicia Federal para corroborar si el legislador de Juntos por el Cambio (JxC) Gerardo Milman tenía conocimiento de que iba a perpetrarse un atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«En los bordes de JxC y el PRO aparecen elementos llamativos. La posibilidad de que haya estado involucrado el diputado (Milman) es una cuestión delicada. En la investigación, la pista tiene que ser tratada con mucho cuidado», sostuvo Moreau en declaraciones para AM750.

Moreau aseguró que «la Justicia está dando pasos para avanzar en la causa» y «arrojar luz sobre aspectos centrales vinculados» al atentado contra la Vicepresidenta.

Además, recordó que Milman «no solo fue jefe de gabinete» de la exministra de Seguridad Patricia Bullrich durante la gestión de Cambiemos sino que también «estaba a cargo de la inteligencia criminal», desde donde se hicieron «muchas operaciones del estilo espionaje ilegal macrista».

«También tengo el dato que las dos mujeres que estaban con Milman trabajaban en inteligencia criminal en el ministerio de Seguridad», agregó en referencia a Carolina Gómez Mónaco e Ivana Bohdziewicz, las dos mujeres que en la tarde del 30 de agosto compartieron la mesa con Milman en el restorán Casablanca.

Por otra parte, Tailhade criticó que la causa que investiga a la organización de ultraderecha Revolución Federal no este unificada con la del atentado a Cristina Fernández de Kirchner y atribuyó esa decisión procesal a una «estrategia de Comodoro Py» para que «no haya resultados en ninguna» de las investigaciones.

En cuanto al posible financiamiento a Revolución Federal por parte de un fideicomiso de la sociedad Caputo Hermanos, el diputado advirtió que «no hay nada que cierre alrededor» de ese grupo empresarial ya que -insistió- «no hay explicaciones razonables» sobre la contratación de la carpintería de Jonathan Morel para unas obras de construcción en Neuquén.

En esa línea, el legislador del FdT remarcó que el grupo que organizó la Marcha de Antorchas contra la Casa Rosada y que llevaba guillotinas en las protestas opositoras «estaba evidentemente muy bien financiado».

«Las explicaciones, de momento, a mí no me cerraron. Cómo llegan a la carpintería del (portavoz de Revolución Federal Jonathan) Morel una empresa constructora del nivel de Caputo cuando no tenía ni un cartel que lo identificara», profundizó.

Y agregó que desde la sociedad de Caputo Hermanos hubo «especulación» para tratar de mantenerse ajenos a la investigación y que solo se presentaron ante el juzgado cuando «se enteraron que era inevitable».

«Es una cosa detrás de la otra. Uno no quiere pensar mal pero está demasiado explícito», concluyó.