jueves, octubre 06, 2022

Deportes

Federer, el fin de una era

Sharing is caring!

El tenis despide hoy a uno de los grandes, sino al más grande jugador de la historia: Roger Federer anunció hoy que se retirará de la actividad tras disputar la Laver Cup, poniendo fin a una prolífica carrera que lo vio ganar 103 títulos, 20 de ellos de Grand Slam y reinar en la cima del ranking durante 310 semanas, 237 de las cuales consecutivas, entre el 2 de febrero de 2004 y el 18 de agosto de 2008, un récord que nadie pudo igualar.

El «Rey» Roger confirmó su decisión con un sentido mensaje en Instagram al destacar que la última operación en la rodilla derecha a la que se sometió el año pasado y las recurrentes lesiones que sufrió y que lo alejaron del circuito lo forzaron a anticipar su retiro, aunque dejó entrever que podría seguir jugando algunos torneos, aunque no ya los «Majors» y tampoco los más importantes, cuando regrese a las canchas.

Lo cierto es que el tenista suizo, considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos, sí estará presente en la Laver Cup que se jugará en Londres del 23 al 25 de septiembre, integrando un equipo europeo en el que confirmaron también su participación el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, y nadie querrá perderse la posibilidad de verlo en acción, quizás por última vez.

Federer, que forma parte del «Big Three» y pertenece a una generación de tenistas que comienza a dar sus últimos pasos, confesó que a los 41 años de edad «mi físico me envió un mensaje que me obliga a reconocer que llegó el momento de poner fin a mi carrera».

«En los últimos tres años, entre lesiones y cirugías, intenté recuperar mi mejor forma y volver a ser competitivo, pero me resultó más difícil de lo que esperaba», destacó, al confirmar que la Laver Cup «será mi último torneo de ATP».

«Después de 24 años de carrera profesional y más de 1500 partidos disputados, es tiempo de decir basta. Seguiré jugando al tenis, pero no ya en los torneos de Grand Slam o del circuito ATP», anticipó el tenista helvético, cuyo último partido lo disputó en los cuartos de final de Wimbledon en 2021.

Fue con derrota en cuartos de final frente al polaco Hubert Hurkacz, dos años después de perder su última final en un Grand Slam ante Djokovic (que lo había frustrado en la definición del US Open en 2015) y tres años más tarde de conquistar por sexta y última vez el Abierto de Australia, siendo el tenista más longevo en ocupar el primer puesto del ranking con 36 años.

Con ocho coronas conquistadas en 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2009, 2012 y 2017, y otras cuatro finales disputadas, Federer es el más laureado de la historia en el All England, que lo consagró como el rey del césped, pese a que también sumó seis títulos en el Abierto de Australia (2004, 2006, 2007, 2010, 2017 y 2018), cinco en el US Open (2004, 2005, 2006, 2007 y 2008) y uno en Roland Garros (en 2009).

Su etapa más brillante transcurrió entre 2004 y 2006, cuando registró un récord de 247 victorias y apenas 15 derrotas, con un promedio de triunfos del 94 por ciento, aunque a lo largo de su carrera celebró en 1251 ocasiones y quedó apenas por detrás del rércord del legendario estadounindese Jimmy Connors, que festejó en 1274 oportunidades y con 109 victorias también lo precede en ese rubro.

Nadie iguala, en cambio, al tenista que inició su carrera con apenas 17 años, en lo que refiere a títulos de Masters 1000, que celebró en 28 ocasiones.

En su mensaje de despedida, Federer agradeció al tenis, a Suiza, a su familia y especialmente a su esposa Mirka Vavrinec, madre de sus dos hijas gemelas y de sus dos hijos gemelos que lo acompañó durante todos estos años en el circuito, incluso estando embarazada en más de una ocasión.

El ganador de cuatro ediciones del ATP Finals, de un oro olímpico en Pekín 2008 (en dobles) y de una medalla de plata en Londres 2012 (en individuales), además de haber cosechado ocho títulos en dobles en el circuito y la Copa Davis en 2014, también agradeció a sus patrocinadores y por sobre todo al público, que lo alentó en todos los escenarios en los que construyó su leyenda.

Las 310 semanas que lo vieron reinar en la cima del ranking sólo fueron superadas por la 373 que duró el reinado de Djokovic, aunque sólo él lo hizo durante 237 en forma ininterrumpida, habiendo finalizado la temporada como número uno en cinco oportunidades, cifra igualada por Nadal (ganador de 23 títulos de Grand Slam) y por Connors y sólo superada por el también estadounidense Pete Sampras (6) y por Djokovic (7).

El anuncio del adiós de Federer prácticamente se superpuso con el de otra leyenda del tenis: la estadounidense Serena Williams, ganadora de 23 títulos de Grand Slam que también fue número uno del ranking femenino durante 319 semanas y confirmó su retiro tras su eliminación en la tercera ronda del reciente US Open que consagró campeona a la polaca Iga Swiatek, actual líder del escalafón.

Como Willliams, que en pocos días celebrará sus 41 años y no descartó un posible regreso en el próximo Abierto de Australia, Federer también dejó entreabierta la puerta para quienes sueñan con seguir disfrutando de su tenis más allá de la Laver Cup.

Entre los primeros en responder a su mensaje se destacó el argentino Juan Martín Del Potro, quien en el mismo US Open adelantó que podría disputar la próxima edición con una invitación especial si los tratamientos a los que se somete para corregir una lesión recurrente en su rodilla se lo permiten.

Del Potro, que forma parte de esa generación dorada del tenis, afirmó: «Ha sido un privilegio, Roger, haber presenciado tu viaje y verte convertido en un campeón. Te extrañaremos mucho y te agradecemos por todas las alegrías y recuerdos que le has dejado a tantos a lo largo de estos años. El mundo del tenis nunca será lo mismo si ti».

«Fuiste una fuente de inspiración para todos dentro y fuera de las canchas», afirmaron los organizadores del Abierto de Francia, en tanto que los de Wimbledon publicaron un mensaje que dice: «Roger ¿Por dónde comenzar?» y agrega: «Ha sido un privilegio asistir a tu viaje y verte convertido en un gran campeón. Extrañaremos mucho tu presencia en las canchas, pero ahora debemos decirte gracias por los recuerdos que nos dejas».

«El fin de una era», tituló la página de la WTA, que se sumó a los mensajes de despedida, así como la ATP, e ilustró el anuncio con una foto que muestra a Federer y a serena Williams juntos para refrendar que el tenis empieza a darle paso a las nuevas generaciones, que prometen mantener el legado de los más grandes de la historia. (ANSA).