domingo, octubre 02, 2022

Internacionales

EEUU: Inflación «lejos de terminar»

Sharing is caring!

El gobierno de Joe Biden no le encuentra rumbo a la economía, a pocos meses de las elecciones legislativas de noviembre, con la inflación «lejos de terminar», ya que alcanzó el 8,5% en julio, en comparación con el 9,1% en junio, el máximo en 40 años.

Si bien la cifra representa una medida de alivio para los consumidores a medida que bajan los precios del gas, se trata de un número alto, que sigue golpeando los bolsillos de los ciudadanos.

Los economistas encuestados por The Wall Street Journal habían proyectado que la inflación en julio caería al 8,7%.

La lectura del Indice de Precios al Consumidor de julio no cambió a partir de junio, lo que significa que no se registró ningún crecimiento de los precios, pero tampoco un descenso pronunciado. Eso se compara con el aumento mensual del 1,3% de junio.

En una nota enviada hoy a sus clientes, Seema Shah, estratega global y jefe de Principal Global Investors, dijo que los últimos datos de inflación eran «totalmente positivos» para los consumidores.

«Con el informe de empleo de la semana pasada, que muestra un mercado laboral todavía muy fuerte, parece que la economía de Estados Unidos puede haber alcanzado un estado dorado de gracia», dijo. Aun así, el crecimiento de los precios sigue siendo incómodamente alto, añadió Shah.

«Desafortunadamente, los hogares seguirán sintiendo la grave presión de los elevados precios en sus presupuestos», dijo.

Una fuerza clave que impulsó la inflación fue el precio de la gasolina. Pero el mes pasado, los precios cayeron un 7,7%, precisó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales.

Si bien los precios del gas subieron hasta ahora un 44% con respecto al año anterior, una reciente caída de varias semanas ayudó a enfriar el crecimiento general de los precios en la economía.

A partir de este miércoles, el precio medio nacional era de 4,01 dólares por galón (3,7 litros), según AAA, aproximadamente un dólar menos que en junio.

Incluso con esas disminuciones, los funcionarios de la Reserva Federal están señalando que continuarán su dura postura contra una mayor inflación.

Por un lado, se enfrentan a una economía local que sigue añadiendo puestos de trabajo a un ritmo vertiginoso.

La semana pasada, la Oficina de Estadísticas Laborales informó que la economía de Estados Unidos apiló otras 528.000 nuevas nóminas, una señal de que la demanda de mano de obra sigue siendo fuerte.

Al mismo tiempo, en el segundo trimestre los sueldos y salarios crecieron un 5,8% en comparación con el año anterior, la tasa más rápida de registros que se remonta a 2001, aunque todavía está por debajo de la tasa de inflación actual.

Como parte de su esfuerzo por frenar los altos precios, la Reserva Federal elevó su tasa clave en un 0,75% a fines de julio, su cuarto aumento de tasas del año.

«Mi opinión es que los aumentos (de las tasas de interés) de tamaño similar deberían estar sobre la mesa hasta que veamos que la inflación disminuye de una manera consistente, significativa y duradera», dijo Michelle Bowman, miembro de la junta de la Reserva Federal.

La presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, dijo el domingo que la Reserva Federal está «lejos de terminar» con su trabajo para luchar contra la inflación.

FUENTE: ANSA.