jueves, julio 07, 2022

Ecología

Día Internacional de los Bosques Tropicales 2022

Sharing is caring!

Como cada 22 de junio, hoy toca conmemorar el Día Internacional de los Bosques Tropicales, unos ecosistemas que son esenciales para la supervivencia de la vida en la tierra. Sin embargo, a cada segundo perdemos 40 campos de fútbol de selva tropical.

Un problema de todos

Día Internacional de los Bosques Tropicales 2022. Los bosques tropicales son el hogar de la mitad de las especies de plantas y animales del planeta. Brindan refugio a la vida silvestre. Ayudan a fijar los suelos y a filtrar las aguas. Son fuente de alimento, medicinas y materias primas. Y por si ello fuera poco, nos ayudan a combatir el cambio climático.

En esta fecha es fundamental asumir que la supervivencia de los bosques tropicales depende de nuestras acciones como comunidad global. Lo que les pasa a los bosques es consecuencia directa de nuestra forma de vida. Y si no la cambiamos, perecerán. Y con ellos también lo haremos nosotros.

Las selvas tropicales juegan un rol ineludible en la mitigación del cambio climático. Pero de ellos depende también la conservación de la biodiversidad. Y el desarrollo de economías equitativas y sostenibles. Por eso hacen falta proyectos resilientes y con visión de futuro. Que no solo incumban a las comunidades locales. Sino que cada ciudadano del mundo ponga de su parte para preservarlos. Día Internacional de los Bosques Tropicales 2022,

Más carne menos bosques tropicales

Día Internacional de Bosques Tropicales 2022.

La tala es la principal culpable de la degradación de los bosques tropicales. Pero por ejemplo en la Amazonía, la producción de carne de ternera es la principal causa de su deforestación. Las cifras son escalofriantes. Desde el año 2000 más del 50% de las quemas intencionadas y posterior derribo se debieron a la recuperación de tierras para el pastoreo.

la otra gran culpable es la agricultura. En América Latina desaparecen áreas enteras de bosques tropicales. Y tras ellas se planta soja (muchas veces transgénica). Con la que luego se fabrica pienso. Que finalmente acaba alimentando a los cerdos, cabras, terneras y pollos europeos y del resto del mundo.

Estos procesos emiten una cantidad significativa de CO2. Por lo que las áreas boscosas pierden capacidad de actuar como sumidero de carbono. Pero peor aún, la huella de carbono de la soja puesta a miles de kilómetros de su origen es enorme. Y las cantidades de metano que libera el ganado son escalofriantes. Y las emisiones de metano son mucho peores que las de CO2.

Por ello cuanta menos carne consumamos, mejor será para los bosques tropicales. Y seguramente también para la salud. Y no es necesario cambiar drásticamente la dieta para marcar la diferencia. Una comida menos cada semana en base a carnes ya es suficiente. Pero hay que ser conscientes de que en nuestras manos está consumir de forma menos destructiva. Día Internacional de los Bosques Tropicales 2022.