martes, julio 05, 2022

Ecología

Soluciones para almacenar energía eléctrica

Sharing is caring!

Hay múltiples maneras de almacenar la energía eléctrica. Pero los científicos siguen innovando, con el fin de mejorar el rendimiento y por tanto la rentabilidad. También intentan conseguir nuevos sistemas que permitan acumular la electricidad residual.

Varias opciones

Soluciones para almacenar energía eléctrica. Según las regiones, el tipo de fuente renovable empleada y las necesidades puntuales de electricidad a nivel local, las empresas necesitan almacenar energía para cubrir por completo las necesidades de sus usuarios. Ya existen varias opciones en el mercado. Y se está investigando con el fin de innovar y fabricar sistemas de almacenamiento más eficientes y económicos.

Bombeo hidráulico

Soluciones para almacenar energía eléctrica

El almacenamiento por bombeo hidráulico, es el que se emplea en las centrales hidroeléctricas reversibles. Está considerado como uno de los más antiguos sistemas conectados a la red empleados para almacenar energía. Y es el que hasta la fecha tiene mayor impacto, gracias a la cantidad de megavatios-hora entregados.

El sistema funciona de una forma muy simple. Existen dos depósitos de los cuales uno se encuentra topográficamente más alto que el otro. Cuando baja la demanda eléctrica, una parte del excedente se emplea para bombear agua hasta el depósito superior, que cuando sea necesario volcará su contenido al inferior y moverá las turbinas de generación.

Aire comprimido

El almacenamiento de energía por aire comprimido conocido como CAES, es muy parecido al de energía hidroeléctrica bombeada, excepto por que lo que se almacena mediante bombeo no es agua sino aire ambiental que se guarda bajo presión en un depósito. Cuando se necesita electricidad, el aire al expandirse impulsa una turbina y acaba generando energía.

A medida que se comprime el aire, se calienta y ese calor residual debe eliminarse antes de proceder al almacenamiento. Con el fin de liberar el aire a alta presión debe volver a calentarse. Para evitar emplear generadores de gas natural existe una alternativa más respetuosa con el medio ambiente que son los sistemas CAES adiabáticos. Soluciones para almacenar energía eléctrica

Almacenamiento térmico

Al igual que en los casos del bombeo de agua y de aire comprimido, los sistemas de almacenamiento térmico aprovechan la electricidad que no se usa (durante los momentos de baja demanda) para congelar agua. En el correr del día se emplea el hielo para el acondicionamiento térmico. Es ideal para áreas de altas temperaturas diurnas.

Sales fundidas

La sal fundida es capaz de retener el calor durante mucho tiempo, este detalle la hace ideal para emplearla en las plantas termosolares. En medio de una serie de heliostatos (espejos de gran tamaño) cuidadosamente colocados, está el depósito de sales (nitratos de potasio o de sodio), que gracias al calor del sol que se refleja, se calienta y acumula el calor.

Soluciones para almacenar energía eléctrica. Durante el día el calor captado se puede emplear para calentar agua e impulsar el movimiento en turbinas de vapor o se lo transfiere a los depósitos de sal fundida. Esto permite que dichas plantas puedan extender sus horas de producción, proporcionando electricidad gracias al calor acumulado, durante varias horas después de la puesta del sol.