jueves, octubre 06, 2022

Internacionales

GUERRA: Vladimir Putin inflexible en sus objetivos

Sharing is caring!

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habló hoy telefónicamente con Vladimir Putin y le pidió un «alto el fuego general urgente» y atender las «necesidades humanitarias» en Ucrania, a lo que el líder del Kremlin respondió que la ofensiva se detendrá cuando Kiev acepte las imposiciones de Moscú.

Los dos jefes de Estado hablaron a escasos días del Foro diplomático de Antalya, previsto del 11 al 13 de marzo en el sur de Turquía, al que debe asistir el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.

«Un alto el fuego urgente y general permitirá encontrar una solución política y responder a las inquietudes humanitarias» afirmó el jefe de Estado turco, según un reporte de la presidencia difundido en Ankara.

También exigió la apertura «urgente de corredores humanitarios» en Ucrania.

«Abramos juntos la vía de la paz», dijo Erdogan a su homólogo ruso. Los medios de comunicación oficiales turcos dijeron que la conversación duró una hora.

Putin, por su parte, aseguró al presidente turco de que la «operación especial (como Moscú califica la invasión de Ucrania) sólo se detendrá si Kiev abandona la resistencia y acepta las demandas rusas, informó la agencia estatal rusa RIA Nóvosti, citando a fuentes del Gobierno.

Además, el mandatario ruso añadió que está dispuesto al diálogo a condición de que Ucrania acepte su desmilitarización, «desnazificación» (sic) y el compromiso de ser un país neutral, sin intentos de ingresar en la OTAN.

Erdogan le aseguró que sigue esforzándose en llevar a cabo negociaciones y que «está dispuesto a cualquier contribución a la solución, tan pronto como sea posible, del problema de Ucrania por métodos pacíficos».

Turquía está llevando a cabo un delicado acto de equilibrio. Por un lado, es miembro de la OTAN y aliado de Ucrania.

Pero, por otro, necesita mantener buenas relaciones con Rusia, de la que depende en gran medida para sus importaciones.

Erdogan se ha ofrecido en varias ocasiones como anfitrión de las conversaciones entre Kiev y Moscú e incluso a mediar en la crisis.

Si bien Ankara se ha opuesto a las sanciones internacionales destinadas a aislar a Moscú, también ha cerrado los estrechos del Bósforo y los Dardanelos en virtud de la Convención de Montreaux de 1936, que habilita a Turquía para impedir el paso entre el mar Negro y el Mediterráneo a buques de países en guerra. Turquía limita con Ucrania y Rusia en el mar Negro. (ANSA).