viernes, agosto 19, 2022

Generales, Locales

NECOCHEA: Ordenanza contra el derroche de agua

Sharing is caring!

El Ejecutivo recuerda que rige ordenanza y que el uso racional del agua es una obligación de todos.

Así lo establece la norma Nº9490/18, sobre la cual la directora de Obras Privadas, Leandra Grassi, explicó que “obliga a toda persona que construya o amplíe a colocar cisterna, sobre todo en construcciones de planta alta”

Si bien desde el Ejecutivo se reconoce el faltante de presión de agua en la ciudad, al punto tal que el intendente Arturo Rojas declaró hace horas que, evidentemente, lo que se ha invertido hasta el momento en puesta en funcionamiento de pozos y nuevas perforaciones no es suficiente, y que se deberá continuar por esa vía hasta encontrarle la solución definitiva al tema, no es menos cierto que rige una ordenanza, la Nº9490/18, que establece que es una obligación de todos procurar la protección del recurso hídrico subterráneo.

Para dar algunos detalles sobre la misma, la directora de Obras Privadas, Leandra Grassi, señaló que “esta ordenanza obliga a toda persona que construya o amplíe a colocar cisterna, sobre todo en las que son construcciones de planta alta” mientras que “para los que solo tienen planta baja ya queda a criterio del propietario, a quien si tiene familia numerosa, quincho y baños por ejemplo, se le aconseja que coloque también”.

“Esto también rige para los que son grandes consumidores, como pueden ser industrias, galpones, locales de lava autos o de lavarropas” añadió la funcionaria, al tiempo que reconoció que “es una ordenanza nueva que tiene solo 4 años, y antes, al no exigirse el plano final de obras sanitarias, existían muchas construcciones clandestinas lo que también aun quita presión de agua”.

Con respecto a las viviendas de dos pisos, existentes antes que empiece a regir esta ordenanza establecida en el año 2018, Grassi indicó que “están exentas, pero cuando vienen a la oficina a reclamar se les aconseja que coloquen su cisterna haciéndoles hincapié en esta ordenanza, porque su faltante ya no es un problema del municipio, sobre todo en veranos calurosos y con sequía como este”.

Y cerró: “El vecino que presente un final de obra lo debe hacer con documentación civil por un lado, pero con una complementaria también, donde estén los planos de obras sanitarias que previamente son chequeados por el municipio”.

La ordenanza, vale recalcar, también establece que las piletas de natación deberán tener bombas con perforación propias, y que está terminantemente prohibido abastecerla desde la red de agua.