Internacionales

El virus pudo «saltar» dos veces de animales

Sharing is caring!

El salto del virus Sars-Cov-2 del animal al hombre podría haber ocurrido en dos ocasiones independientes, según la hipótesis de un grupo de investigadores de la universidad de California en San Diego publicada en el sitio virological.org, que acoge artículos en espera de revisión de parte de la comunidad científica.

Si se confirma, el estudio haría cada vez menos probable la hipótesis de que el virus haya «escapado» de algún laboratorio.

El nuevo trabajo, que busca dar respuesta a los orígenes del virus pandémico, nace del nuevo examen de 1.716 genomas del virus publicados en el archivo online Gisaid, reunidos entre fines de 2019 y el 28 de febrero de 2020.

En los archivos, es posible observar desde las primeras semanas del descubrimiento del virus la presencia de dos variantes, conocidas como A y B, que tienen una serie de netas diferencias genéticas.

Una de las preguntas cruciales a las que se dedicaron en estos meses muchos grupos de investigación es tratar de comprender si ambas líneas virales fueron una evolución de la otra, es decir si a partir de A se produjeron las mutaciones que generaron la línea B, y por lo tanto un origen único del virus, o bien si ambas líneas tuvieron orígenes separados, fruto de distintos saltos de especie, los llamados «spillover».

El nuevo estudio, publicado por ahora en el popular sitio de debate entre los virólogos, sugeriría esta segunda hipótesis.

Un descubrimiento que podría ser, como comentó el virólogo Robert Garry, de la Universidad Tulane de Nueva Orleans, una «puñalada en el corazón» a las hipótesis según las cuales el virus en realidad puede haber huido de algún laboratorio de investigación.

El nodo del problema gira en torno a una serie de genomas considerados hasta ahora «intermedios» entre las líneas A y B, pero según los investigadores norteamericanos, tales secuenciaciones tendrían una serie de errores, definidos como «no insólitos», debidos al software, que intenta a veces colmar algunas lagunas de los códigos genéticos analizados.

Errores de lectura y/o transcripción que pueden ocurrir en cualquier circunstancia y, subrayan los investigadores, aún más al comienzo de la pandemia, cuando aún no se habían definido protocolos precisos y se buscaba obtener el mayor número de datos posibles en poco tiempo.

Evidentemente, todo el trabajo distribuido online ahora deberá ser analizado en detalle por la comunidad científica, pero si el estudio fuera considerado válido se tendría una nueva e importante pieza para intentar comprender de qué manera comenzó la pandemia.

Uno de los próximos pasos, explicaron los investigadores, será poner a punto una serie de simulaciones por computadora para testear de qué modo un «spillover» múltiple podría combinar con la diversidad de genomas de Sars-Cov-2 identificados hasta ahora. (ANSA).