Generales, Locales

“Le estoy agradecida al Intendente que apoyó este sueño”

Sharing is caring!

En Quequén se situará el monumento a los 44 caídos en el hundimiento del submarino Ara San Juan.La perseverancia y la lucha de Jesica Gopar, necochense esposa del tripulante Fernando Santilli, dio sus frutos.

Será donado por el dueño de una metalúrgica y, una vez que se firme el expediente por parte de Celso Troncoso del Instituto Browniano, entidad que lo apadrina, el Ejecutivo comenzará con el movimiento de suelo. Estará emplazado sobre la Av. Almirante Brown, a metros del que homenajea a los soldados de Malvinas.

La necochense Jesica Gopar es una de las mujeres que sufrió en carne propia el hundimiento del submarino Ara San Juan, dado que su marido Fernando Santilli perdió la vida ante la implosión junto a 43 compañeros más, en el marco de una tragedia que hizo roncha en todo el país y el mundo, y cuya causa está en la Justicia mientras el debate político y social está puesto entre un desperfecto técnico o una persecución intencional, nada más ni nada menos.

La tragedia, sucedida el 15 de noviembre de 2017 y cuyos restos de la nave aparecieron un tiempo después en las profundidades de un golfo a casi 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia, aun cala hondo en Jesica pero también en los familiares de los compañeros navegantes de su esposo.

Sin embargo, desde lo sucedido Jesica siempre optó por la lucha en búsqueda de la verdad, pero también en conseguir un lugar donde todos los familiares puedan dejarle una flor a su ser querido.

Y en ese aspecto la lucha diaria y el tocar todas y cada una de las puertas dio sus frutos -gracias también al aporte de la gestión del intendente Arturo Rojas- ya que prontamente la ciudad tendrá su monumento en homenaje a los 44 caídos, que será emplazado en la Avenida Almirante Brown en inmediaciones del que representa a los vencidos en la Gesta de Malvinas en Quequén, y que cabe aclarar llegará a la ciudad desde Córdoba mediante una donación.

Para dar más detalles, la propia Gopar describió que “hace dos años comencé a pedir en Facebook la posibilidad de que se haga un monumento, y que el municipio me diera solamente los permisos y aprobaciones para tal fin” al tiempo que agregó que “para mí esto es fundamental porque mi esposo quedó ahí, y porque además tenemos un hijo en común que cuando aconteció la tragedia tenía solo un año”.

“Esta es la manera que tenemos de dejar una flor y una foto, en definitiva de tener una tumba simbólica, porque el nene va creciendo y empieza a preguntar” expresó Gopar, para volver a destacar la proactividad de la gestión al admitir que “el municipio cumplió con los permisos y el Concejo Deliberante hace un mes aprobó la solicitud y expedientes”.

Asimismo, resaltó al Instituto Browniano como padrino del monumento y a su titular Celso Troncoso, quien será el encargado de firmar el expediente para que “en los próximos días el municipio pueda comenzar con el movimiento de tierras para hacer la base”

Acto seguido, destacó que “el monumento será donado por Jorge Savini que tiene una metalúrgica” para graficar que “es una ola gigante con un canal en el centro, y lógicamente con la forma de un submarino” y en ese marco “el objetivo es llegar con lo máximo que podamos al 15 de noviembre que es cuando se cumple el cuarto aniversario de la tragedia”.

Jesica, todo el tiempo, manifestó su conformidad con el arco político en general, pero hizo hincapié en el gobierno actual, momento en el que enfatizó para cerrar que “esto fue muy movilizante para muchos y agradezco en ese sentido a la comunidad por el apoyo, y estoy agradecida sobre todo al Intendente que apoyó este sueño de que tengamos un lugar para ir, sentarnos y estar”.