Deportes

Los más importantes de la historia, Parsons

Sharing is caring!

China finalizó en el primer puesto de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, «los más importantes de la historia», según el brasileño Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional (IPC).

«Le dimos voz a 1.200 millones de personas con discapacidades en una época de pandemia», destacó Parsons en la ceremonia de cierre de Tokio 2020, decimosexta edición de los Juegos Paralímpicos que pasó a la posta a París 2024.

«El ICP expresó su optimismo y nos dijo que estamos un escalón por encima y ofrecemos cosas nuevas», celebró el titular del Comité Organizador de París 2024, Tony Estanguet.

A su vez, la ministra de Deportes de Francia, Roxana Maracineanu, prometió dentro de tres años «un equipo unificado» en el que los atletas olímpicos y paralímpicos puedan compartir las mismas estructuras y personal técnico.

Parsons agregó que «vivimos dos años en los que hubo muchas dudas sobre el real desarrollo de los Juegos, una situación que incluso yo temí», reconoció.

«No hay máscara detrás de la cual se pueda esconder: estos 1.200 millones de personas piden más inclusión», enfatizó Parsons, quien recordó el hashtag «#WeThe15%» con el que el ICP recuerda que representa al 15% de la población global.

«Pero hoy puedo decir que el movimiento paralímpico está mas fuerte que nunca», concluyó Parsons al oficializar el cierre de una cita que incluso contó con la participación de dos atletas de Afganistán.

Se trata de Zakia Khudadadi (taekwondo) y Hossain Rasouli (atletismo), quienes además se dieron el gusto de desfilaron en la ceremonia de cierre tras su ausencia en la inaugural por las dificultades para partir de Kabul tras el retorno de los talibanes al poder en su país.

Otro problema para el ICP fue la pandemia de coronavirus, pues la reciente ola de nuevos contagios en Japón obligó a los organizadores a anular la presencia de público en la ceremonia de cierre.

Igualmente, Tokio 2020 le sirvió a Japón como trampolín en términos de concientización respecto del deporte para discapacitados gracias a las 13 medallas de oro del equipo nipón luego del retorno de Río 2016 sin preseas doradas.

Igualmente, Japón finalizó en el undécimo puesto del medallero con un total de 51 medallas, pues sumó 15 preseas de plata y 23 de bronce para quedar lejos de China.

El equipo chino finalizó con un total de 207 medallas (96 de oro, 60 de plata y 51 de bronce), antecediendo a Gran Bretaña, segundo con 124 (41, 38 y 45) y a Estados Unidos, tercero con 104 preseas (37, 36 y 31).

Por su parte, Brasil fue el mejor de Latinoamérica, pues finalizó en el séptimo puesto con 72 medallas (22 de oro, 20 de plata y 30 de bronce), tres más que Italia, cuyo equipo quedó a 11 preseas del récord de Rma 1960.

«El balance de estos Juegos Paralímpicos es más que positivo. El resultado en términos de medallas nos enorgullece, pero quiero destacar que es el fruto de un trabajo muy duro, de sacrificios y de humildad», resaltó el titular del Comité Italiano Paralímpico, Luca Pancalli.

«Faltan 3 años para París, es justo mirar al futuro, pero hay que empezar a trabajar de inmediato. Ahora a reiniciar sin dormirse en los laureles, sabiendo que estamos jugando un partido muy largo y que el resultado aún está por llegar», completó Pancalli.

«Espero que no se apague la llama, sobre la cual debemos construir una Italia mejor: en nuestro país hay 3 millones de discapacitados, sin contar a los ancianos tenemos más de 1 millón de jóvenes por interceptar», subrayó.

«Espero que todo lo hecho en Tokio sirva para mantener el foco en la política deportiva y social necesario para que nuestra delegación no sea de 113 atletas, sino de 300 o 350», concluyó Pancalli de cara a París 2024. (ANSA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *