Internacionales

Nuevo enfoque sobre el Alzheimer

Sharing is caring!

Científicos chilenos desarrollaron un sistema de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer que detecta y contrarresta el desarrollo de las placas amiloides, proteínas secretadas por el cerebro que se asocian al surgimiento de este mal y otras enfermedades neurodegenerativas.

La idea es «detectar las placas amiloides a través del uso de estas nanopartículas, deshacerlas o reducir su cantidad y bajar la inflamación», que se produce tras la acumulación de estos agregados en el cerebro, expresó Marcelo Kogan, académico de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile y uno de los investigadores que lideró este trabajo.

El proceso consta de la inyección de nanopartículas de oro recubiertas con péptidos, logrando su acumulación en los sitios del cerebro en los que están los agregados de beta-amiloide.

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno neurodegenerativo que se caracteriza por el deterioro continuo de la memoria, el comportamiento y las habilidades sociales, lo que finalmente afecta la capacidad de una persona de vivir de manera independiente. Hasta el momento no existen causas concretas ni tampoco un tratamiento efectivo y, generalmente, su detección se realiza cuando la enfermedad ya está muy avanzada.

Una de las teorías que se ha investigado para determinar la causa de esta enfermedad, es la idea de que en el cerebro se produce una proteína llamada beta-Amiloide, que en condiciones patológicas se agrega. Esta proteína agregada, que produciría toxicidad en el cerebro, sería una de las causas de la neurodegeneración, aunque en el proceso también se verían involucradas otras moléculas endógenas.

Según Kogan, «el Alzheimer típico empieza muchos antes de los 65 -70 años, que es cuando se detecta». Es por esta razón que «es muy importante detectar precozmente la enfermedad para determinar si los tratamientos experimentales funcionan».

Este fue el objetivo del estudio publicado en la revista Biomaterials Science de la Royal Society of Chemistry, que dio origen al desarrollo de un nuevo procedimiento contra la enfermedad de Alzheimer, al que denominaron «Teranosis».
Específicamente, el profesor Kogan detalla que «mediante la inyección de nanopartículas de oro recubiertas con péptidos, por vía intravenosa, logrando la acumulación de las mismas en los sitios del cerebro en los que se encuentran los agregados de beta-amiloide. El oro allí acumulado genera un contraste que puede ser detectado por Tomografía Computarizada (TC)».

La idea, subraya, es «detectar las placas amiloides a través del uso de estas nanopartículas, deshacerlas o reducir su cantidad y bajar la inflamación», que se produce tras la acumulación de estos agregados en el cerebro.

Respecto a la detección de esta enfermedad mediante el uso de tomografía computarizada, responde que «esta tecnología es poco utilizada para el Alzheimer. Usualmente se utiliza la tomografía de positrones (PET, por sus siglas en inglés) como método de detección». Este último tipo de tomografía tiene algunos contras como su difícil acceso y costo y también la necesidad de utilizar trazadores radioactivos. Por esto, con la nueva tecnología de detección, la TC se presenta como una opción para detectarlo más fácilmente, ya que se encuentra disponible en hospitales o clínicas.

Kogan explicó que pretende utilizar esta proteína amiloide como un biomarcador para detectar la enfermedad: «la idea es poder detectar de manera temprana estos agregados en el cerebro».

Consultado sobre la relevancia de esta investigación, detalló que la Teranosis se trata de una nueva línea de investigación en Chile y que con ella «se puede lograr una mejor calidad de medicina». Destacó, asimismo, que a nivel mundial es un nuevo conocimiento en cuanto a amiloides y nanopartículas.

La investigación titulada «In vivo micro computed tomography detection and decrease in amyloid load by using multifunctionalized gold nanorods: a neurotheranostic platform for Alzheimer’s disease», fue desarrollada por los autores Francisco Morales-Zavala, Pedro Jara-Guajardo, David Chamorro, Ana Riveros, América Chandia-Cristi, Nicole Salgado, Paola Pismante, Ernest Giralt, Macarena Sánchez-Navarro, Eyleen Araya, Rodrigo Vásquez, Gerardo Acosta, Fernando Albericio, Alejandra Alvarez y Marcelo Kogan.

Kogan, junto a su equipo de investigación, son los primeros en utilizar tanto la tecnología de la Tomografía Computarizada como las nanopartículas de oro para el diagnóstico y el tratamiento de Alzheimer. A la fecha, solo existen tratamientos experimentales con partículas de oro en torno a distintos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares. (ANSA).