Deportes

¿Con o sin público?

Sharing is caring!

A 17 días de celebrarse la ceremonia inaugural, los Juegos Olímpicos de Tokio parecen encaminarse hacia una celebración a puertas cerradas debido al incremento de los casos de Covid-19 y al malestar de la población.

Por lo pronto, hoy se confirmó que la tradicional maratón se disputará en Sapporo sin espectadores para evitar aglomeraciones que podrían facilitar la difusión del virus, informaron hoy los organizadores.

«A la luz de la actual situación sanitaria, será fundamental reducir el riesgo de contagios restringiendo la presencia de público al paso de la maratón. Por eso, solicitamos a los espectadores abstenerse de congregarse a lo largo del recorrido», informaron.

Una situación que abre un nuevo interrogante sobre cuál será la dinámica de estos Juegos, atravesados por la pandemia que obligó a postergarlos por un año y a sólo tres meses de las elecciones generales en Japón que también tendrán incidencia en la decisión final.

Hoy también se informó que los últimos estafetas que trasladan la antorcha olímpica rumbo al pebetero no podrán circular por las calles de Tokio.

El inicio del recorrido de la llama olímpica por la capital debería comenzar este viernes tras haber atravesado las 47 prefecturas del archipiélago.

En las últimas 24 horas, Tokio (que se encuentra en estado de semi emergencia sanitaria) registró 593 casos de Covid-19, cifra que eleva por decimoséptimo día consecutivo el promedio de contagios semanales.

Según información publicada por el diario nipón «Asahi Shimbun», sólo los representantes del Comité Olímpico Internacional (COI), las autoridades olímpicas nacionales, los mandatarios extranjeros, los patrocinadores y unos pocos espectadores VIP serán admitidos en la ceremonia de apertura, el 23 de julio.

Más de 11 mil atletas de unos 200 países competirán en estos Juegos que se celebrarán a la sombra de la pandemia y podrían celebrarse también sin público, aunque por el momento se mantiene en pie la posibilidad de permitir hasta 10 mil espectadores en cada escenario.

La presidenta del Comité Organizador, Seiko Hashimoto, advirtió hace una semana que podría optarse por disputarlos a puertas cerradas.

La presentación de la delegación olímpica japonesa, integrada por 306 atletas masculinos y 276 deportistas femeninas (la más numerosa de la historia) se realizó mediante un evento virtual.

«Fue algo bastante decepcionante», admitió Kohei Uchimura, campeón nipón de gimnasia, que como el resto de sus 581 colegas debió conectarse a la ceremonia a través de su computadora o teléfono celular. (ANSA).