Justicia, Locales

Freiler le pidió al Consejo de la Magistratura que lo reponga en el cargo

Sharing is caring!

Sostiene que fue víctima de una maniobra de la «mesa judicial» de Cambiemos y lo fundamentó en las investigaciones judiciales en curso.

El ex camarista federal porteño Eduardo Freiler le pidió al Consejo de la Magistratura que lo restituya en su cargo, del que fue destituido por un Jurado de Enjuiciamiento durante el gobierno de Cambiemos, en noviembre de 2017.

Freiler fue suspendido en el cargo en una tumultuosa sesión del Consejo, en la que aprovechando la remoción del consejero kirchnerista Ruperto Godoy, el dictamen acusatorio fue aprobado por una estricta mayoría de dos tercios del cuerpo.

Esa maniobra fue impulsada, según denunció Freiler, por la “mesa judicial” de Cambiemos como parte de un plan para “colonizar” la Cámara Federal porteña. Finalmente, fue destituido por un Jury de Enjuiciamiento.

El hombre basó su denuncia en los “hechos nuevos” que se conocieron en el marco de la investigación por presunto espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri y, especialmente, en las revelaciones sobre una reunión entre el ex ministro de Justicia Germán Garavano y el financista arrepentido Leonardo Fariña. En esa reunión, relatada por Giselle Robles, la ex abogada de Fariña, Garavano le anticipó a Fariña que Freiler iba a ser destituido.

Freiler planteó al consejo una “acción de lesividad” que lo tuvo como víctima y, a la luz de esos hechos, pidió su “restitución definitiva en el cargo del que fuera ilegalmente separado”. Además, reclamó la “suspensión parcial del concurso 461”, que impulsa el Consejo de la Magistratura, pues precisó: “está llamado para cubrir dos cargos de vocal en la Sala I de la Cámara y una de esas vacancias se produjo por mi ilegal destitución”.

“A los efectos de resguardar mi legítimo derecho de ocupar dicho cargo, es que solicito se suspenda parcialmente el concurso de marras hasta tanto exista resolución judicial firme por la acción de lesividad que se interponga”, insistió.

El ex juez basó su pedido en el informe de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, que en un extenso reporte consignó –entre otras- la situación del ex camarista y “el modo en que esa asociación ilícita conquistó la Cámara Federal porteña tras apartar de allí a los jueces que no cumplían con lo que la mesa judicial del gobierno exigía”.

El ex magistrado citó la mención a la decisión de “colocar luego a dedo a aquellos que estuvieron dispuestos a encarcelar como se demandaba, tras lo cual esa Cámara Federal disciplinada estuvo ya lista para confirmar entonces desde allí las prisiones arbitrarias que vendrían, como quería el gobierno y sucedió”.

Así, aludió a los “pases” de los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, desde sendos tribunales orales a la Cámara. Freiler denominó a esa situación como “el desembarco de la colonización en la Cámara Federal”.