Internacionales

Once millones de chilenos en cuarentena

Sharing is caring!

El agravamiento de la crisis sanitaria del coronavirus en Chile desató una extrema ocupación de camas críticas y llevó al gobierno a decretar hoy, por tercera vez en la pandemia, una cuarentena total para 11 millones de chilenos, incluidos los del Gran Santiago.

«Nos preocupa enormemente la situación de las camas críticas», reconoció la subsecretaria de salud pública Paula Daza, quien hizo hoy de vocera del balance sanitario ante la ausencia del ministro Enrique Paris, quien estaba con síntomas de Covid y aguardaba el resultado del PR, que resultó negativo.

Daza explicó la importancia de la falta de camas críticas al decir que «es uno de los elementos importantes, particularmente porque estamos entrando al invierno y sabemos que los días fríos son un elemento relevante desde el punto de vista de la pandemia, porque las personas tienden a estar más adentro que al aire libre».

Según el presidente de la Federación de profesionales de la Salud, Fenpruss, Aldo Santibáñez, la situación de la crisis sanitaria de Covid-19 en Chile es más crítica hoy que el año pasado.

«La situación este año es mucho más compleja que a la misma altura del año pasado. Los niveles de contagio son altísimos e insistimos: el desgaste de los trabajadores del sector salud está al máximo, tanto en lo físico, emocional y mental», declaró el dirigente a radio Bío Bío.

Hoy las autoridades informaron que a nivel país el 96% de las camas críticas están ocupadas, que hubo 7.716 casos nuevos de contagios lo que elevó a 45.744 los pacientes con contagios activos.

Además, se confirmó la muerte de 198 enfermos lo que elevó el total de decesos a 30.339 y hubo una positividad PCR de 12% en la región Metropolitana, que incluye al Gran Santiago.

Las autoridades sanitarias habían anunciado la instalación de «unidades de observación prolongada» de hospitalización de pacientes con coronavirus en los servicios de urgencia del sistema de la Atención Primaria de Salud (APS). La medida apunta a evitar el colapso total de hospitales.

Según Gabriela Flores, presidenta de la Confederación de Funcionarios de Salud, Confusam, esta instalación evidenciaba el dilema de la última cama.

«Ventilar a un paciente en el servicio de urgencia es equivalente al dilema de la última cama. Los servicios de urgencia no son los lugares para mantener pacientes de esa gravedad. Las indicadas son las Unidades de Cuidados Críticos», aseveró.

Según Patricia Valderas, presidenta de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud, los pacientes con Covid-19 son internados en los consultorios «para que no mueran en la casa».

A juicio de la liderasa gremial, Chile ya está en la tercera ola del coronavirus.

En tanto, la cuarentena en el Gran Santiago, que comenzará en todas las comunas de la región más poblada de Chile a contar del sábado próximo, fue decretada luego que durante toda la semana la región metropolitana tuvo más de 20.000 casos activos de contagios.

La subsecretaria Daza admitió estar consciente que la cuarentena «es una medida durísima».

«Entendemos claramente cuáles son aquellos efectos negativos que produce. Después de un tiempo prolongado, esa medida tiende a disminuir su efecto», dijo.

«Pero hoy día, frente a la situación crítica que estamos viviendo desde el punto de vista de camas críticas, es la medida que hemos visto como importante implementar, al menos durante las próximas semanas, para disminuir los contagios y disminuir la necesidad de camas críticas», completó Daza. (ANSA).