Opinión

Adecuado para su propósito

Sharing is caring!

panoramic view of the night city in colored lights. Retro wave style. 10 eps.

Por Fabian Bornhorst y Ceyla Pazarbasioglu

El Fondo Monetario Internacional está respondiendo a los desafíos políticos de una economía global en rápido cambio que aún se tambalea por la crisis del COVID-19: está modernizando la forma en que brinda su asesoramiento normativo sobre políticas a los países miembros, un proceso conocido como  vigilancia .

El chequeo médico periódico de las economías de los miembros, conocido como consultas del Artículo IV, continuará cubriendo cuestiones fiscales, monetarias, cambiarias y financieras, que son el núcleo de la labor del Fondo.

En el futuro, integraremos sistemáticamente cuestiones que tienen un impacto macroeconómico sustancial, como la desigualdad, el cambio climático y la tecnología digital, a fin de cumplir mejor con nuestro mandato de vigilancia .

En el futuro, integraremos sistemáticamente cuestiones que tienen un impacto macroeconómico sustancial, como el cambio climático y la tecnología digital, a fin de cumplir mejor con nuestro mandato de vigilancia .

El asesoramiento sobre políticas personalizado y dirigido a los países también ayudará a los responsables de la formulación de políticas a prepararse mejor para un panorama económico en transformación.

Un mundo que cambia rápidamente con desafíos, nuevos y viejos

La pandemia COVID-19 es un momento decisivo en la aún joven 21  st  siglo. La pandemia expuso nuevos riesgos y efectos secundarios, e incertidumbres significativas sobre la recuperación.

La perspectiva de un cambio transformador existía incluso antes de la pandemia. El mundo está cada vez más interconectado, las tendencias en la digitalización y la desigualdad se están acelerando y abordar el cambio climático es ahora una prioridad clave.

Además de esto, los legisladores ahora también deben navegar la crisis de COVID-19. En primer lugar, salvando vidas y medios de subsistencia, luego asegurando una recuperación sostenible y evitando las cicatrices económicas.

Para ello, deben enfrentarse a preguntas para las que a menudo no hay respuestas fáciles, entre las que se incluyen: ¿cómo deberían calibrarse las políticas para mantener un apoyo adecuado y garantizar la estabilidad y el crecimiento sostenido? ¿Cómo deberían responder los responsables de la formulación de políticas cuando se enfrentan al escaso margen de maniobra debido a que las herramientas macroeconómicas ya se han utilizado ampliamente en la crisis financiera mundial? ¿Cómo se pueden gestionar las recuperaciones económicas asincrónicas y divergentes de modo que quienes aún se enfrentan a la pandemia eviten quedarse más atrás?

Modernización del marco de supervisión del Fondo

Para hacer frente a estos cambios, el asesoramiento sobre políticas del Fondo está evolucionando, tanto en el fondo como en la forma en que el Fondo se relaciona con sus miembros.

Esta nueva dirección se destaca en la  Revisión de Vigilancia Integral de 2021 , recientemente aprobada por la Junta Ejecutiva del Fondo. La Revisión, la primera desde 2014, refleja extensas discusiones con las autoridades de los países miembros, expertos externos y otras partes interesadas. En él se describen cuatro prioridades que orientarán la supervisión del Fondo en el futuro:

  • Afrontar riesgos e incertidumbres .  Se necesitará asesoramiento sobre políticas para evaluar mejor una variedad de posibles resultados. Esto ayudará a prepararse para escenarios peores de lo esperado y, al mismo tiempo, garantizará que las políticas aprovechen las oportunidades y sorpresas positivas.

Esto requerirá una mejor comprensión de las compensaciones entre riesgos y recompensas, respaldada por planes de contingencia y políticas orientadas a la gestión de riesgos. Dicho asesoramiento puede incluir consideraciones cuantitativas (por ejemplo, cuánto seguro comprar contra desastres naturales) y aspectos cualitativos, por ejemplo, cómo aprovechar un crecimiento inesperado.

  • Prevenir y mitigar los efectos de contagio . La pandemia ha subrayado la escala de la interconexión global. Los eventos en un país pueden tener efectos considerables en todo el mundo. Las recuperaciones divergentes pueden intensificar los efectos de la normalización de las políticas. Nuevas fuentes de tales efectos indirectos, incluidas las políticas de salud, el cambio climático y la digitalización, darán forma al futuro. Será fundamental identificar y evaluar los efectos de contagio económicos y políticos, y brindar asesoramiento sobre políticas sobre cómo mitigarlos y prevenirlos. La cooperación económica internacional también puede beneficiarse de un mejor diálogo entre los productores y los receptores de efectos secundarios.
  • Fomento de la sostenibilidad económica . Se necesita una comprensión más amplia de la sostenibilidad económica. La estabilidad económica a lo largo del tiempo es necesaria, pero no suficiente, para lograr la sostenibilidad económica. Las tendencias en la demografía, la desigualdad, los desarrollos sociopolíticos y  el cambio climático  impactan la estabilidad económica y se discutirán de manera más sistemática. No todas las tendencias son igualmente urgentes para todos los países; las circunstancias específicas de cada país determinan si son macrocríticas.
  • Un enfoque unificado de asesoramiento sobre políticas . Equilibrar las prioridades en competencia con un margen de maniobra limitado es el desafío clave. Durante la pandemia, los países miembros desplegaron simultáneamente varias herramientas de políticas (ver gráfico). Esto requirió su cuidadosa calibración y una comprensión de las complementariedades y los objetivos en conflicto.
gráfico

Los temas relevantes difieren entre países y a lo largo del tiempo: la coordinación de las políticas fiscales y estructurales, por ejemplo, es importante para los países que enfrentan una baja productividad. Una  integración más profunda del análisis macrofinanciero  es particularmente importante cuando se están acumulando riesgos financieros.

Para los países que enfrentan flujos de capital y buscan contrarrestar mejor los choques externos, el  Marco de Política Integrado  (IPF), que describe las opciones de política y las compensaciones disponibles para los responsables de la formulación de políticas, proporciona un enfoque analítico para seleccionar una combinación de políticas adecuada.

El asesoramiento unificado sobre políticas ayuda a los responsables de la toma de decisiones a discutir estas compensaciones y señalar sinergias.

Qué significa en la práctica

El diálogo sobre políticas con los miembros del Fondo seguirá cumpliendo los requisitos aprobados por el Directorio Ejecutivo del FMI. Las consultas del Artículo IV continuarán proporcionando una evaluación integral y cubrirán las políticas fiscal, monetaria, externa, financiera y estructural.

Los informes estarán más centrados e integrarán mejor los aspectos macrofinancieros, la evaluación de riesgos y la planificación de contingencias, los efectos de contagio y el desarrollo de capacidades. Las nuevas tecnologías y la disponibilidad mejorada de datos ayudarán a modernizar las prácticas comerciales y mejorarán la relevancia de la vigilancia.

El asesoramiento sobre políticas será más detallado y específico para cada país. Esto es especialmente cierto para cuestiones nuevas y urgentes, en las que será necesario el aprendizaje entre pares, como las formas de limitar las cicatrices económicas o de proporcionar apoyo específico a las empresas. Otra mejora es garantizar que el asesoramiento del FMI se base en la identificación temprana de cuestiones de política transversales y de las lecciones extraídas de las experiencias de los países.

La Revisión Integral de la Vigilancia es un hito importante y queda mucho por hacer para ponerla en práctica. El cambio será gradual. Si bien las prioridades son relevantes para una amplia gama de resultados futuros, los eventos son inciertos y ocurrirán choques imprevistos. El FMI es una institución que aprende; estar listo para adaptarse, experimentar y revisar es la piedra angular para brindar un asesoramiento ágil y eficaz a nuestros miembros.

Para obtener más información, visite el  sitio web de CSR .

Fabian Bornhorst es Subjefe de la División de Políticas Macro del Departamento de Estrategia, Políticas y Examen del FMI.

Ceyla Pazarbasioglu es Directora del Departamento de Estrategia, Políticas y Examen del FMI.